7 Pruebas Irrefutables Que Es Simplemente una Parábola

LA_PARABOLA_1

 

7 Pruebas Irrefutables Que Es Simplemente una Parábola  y No La Uses Literalmente

 

“El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero”  (Juan12:48)

 

La Parábola del Hombre Rico y Lázaro

Es simplemente una parábola usada para destacar un punto.

“Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. El entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos” (Lucas 16:19-31)

 

4 Preguntas para reflexionar…

 

¿Es el plan de salvación el camino al seno de Abraham? No.

¿Las personas que están en el cielo y en el infierno pueden hablar el uno al otro? No.

¿Una gota de agua enfriar la lengua de una persona quema en el infierno? No.

¿Puede Abraham decidir quién es salvo y quién se pierde? No.

 

 

7 Pruebas Irrefutables Que Es Simplemente una Parábola  y No La Uses Literalmente Para Justificar Una Mentira

Es simplemente una parábola usada para destacar un punto.

 

Si echamos un vistazo más de cerca a Lucas 16:19-31, rápidamente verá que esta parábola está llena de símbolos que Jesús nunca quiso que tomar literalmente.

  1. El seno de Abrahán no es el cielo (Hebreos 11:8-10, 16).
  2. La gente que está en el infierno no puede hablar con los que están en el cielo (Isaías 65:17).
  3. Los muertos están en sus tumbas (Job 17:13; Juan 5:28-29). El hombre rico estaba en su cuerpo físico, con sus ojos, su lengua, etc. Sin embargo todos saben que el cuerpo no va al infierno cuando uno muere. Es perfectamente claro que el cuerpo permanece en la tumba, como dice la Biblia.  
  4. Los hombres son recompensados en ocasión de la segunda venida, no cuando mueren (Apocalipsis 22:11-12).
  5. Los perdidos son echados al infierno al fin del mundo, y no cuando mueren (Mateo 13:40-42). La lección de la parábola se encuentra en Lucas 16:31. Si tomáramos todas las parábolas literalmente, ¡entonces creeríamos que los árboles hablan! (Ver esta parábola en Jueces 9:8-15.)
  6. La palabra que Jesús usó para “infierno” es “Hades”, un lugar de tormento en la mitología griega. Todos los Judíos escuchando este discurso habría comprendido que Jesús estaba usando un mito muy conocido para ilustrar un punto.
  7. Esta parábola no puede ser usada para enseñar que las personas que mueren antes de que el día del juicio después del fin del mundo, irá directamente al cielo o al infierno cuando mueran.  Juan 12:48 declara: “La palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.”

 

Es simplemente una parábola usada para destacar un punto.

Entonces,

¿qué significa esta parábola?

El hombre rico era un símbolo de la nación judía, un festín con las Escrituras, mientras que el mendigo era símbolo de los gentiles que estaban a la puerta mueren de hambre por la Palabra. Jesús concluye la parábola con la observación de que “Si no oyen a Moisés ya los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.” Lucas 16:31. En efecto, Jesús hizo tarde elevar a un hombre llamado Lázaro de entre los muertos, y la mayoría de los líderes judíos no creían (Juan 12:9-11).

 

 

Si deseas conocer más de esta parábola mira el siguiente video…

Dale clic a AQUÍ en este enlace o si prefieres dale un clic en la siguiente foto.

El video es traducido al español, el inicio del video esta en inglés  y las alabanzas, pero el mensaje central está completamente en español… Toma el tiempo para escuchar las Palabra de Dios a través del Pastor Doug Batchelor

partor_Doug_Batchelor

 

Propiedad intelectual (c) 2013  by Amazing Facts Inc.

Lo Que La Biblia Dice Acerca Del Infierno

aaaaaa

Lo Que La Biblia Dice Acerca Del Infierno

“Así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre [Cristo] a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego” (Mateo 13:40-42).

¿Está el Diablo a cargo del infierno?

¿Mantendrá Dios a un demonio como su empleado por toda la eternidad y le confiará a él la importante posición de Director General del Infierno?

Casi todo el mundo tiene una noción muy infantil acerca del Infierno.

Usted merece saber lo que la Biblia enseña acerca del mismo.

No se engañe, porque lo que usted piense acerca de este tema, afectará el concepto que usted tiene acerca del carácter de Dios.

 

Esta Guía de Estudios presenta hechos asombrosos que contestan estas vitales interrogante.

¡Saque unos momentos para conocer los hechos asombrosos que usted necesita saber!

 

 

Los impíos no serán castigados sino hasta después del juicio.

 

1. ¿Cuántas almas perdidas están siendo castigadas en el infierno hoy?

 

“Sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio” (2 Pedro 2:9).

 Respuesta:   No existe ni una sola alma en el infierno hasta el día de hoy. La Biblia dice que Dios reserva el castigo a los injustos hasta el día del juicio.

 

 

 

Los pecadores serán echados al fuego del infierno al final del mundo; no cuando mueren.

 

2. ¿Cuándo serán echados los pecadores al fuego del infierno?

 

Así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre [Cristo] a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego” (Mateo 13:40-42). “La palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero (Juan 12:48).

 

Respuesta:   Los pecadores serán echados al infierno en el gran día del juicio, al final del mundo, y no cuando mueren. Dios no castigará a nadie hasta que su caso sea juzgado en el tribunal de Dios al final del mundo. Ni tampoco Dios en su justicia, mantendría en el fuego a un homicida que pereció hace 5,000 años durante todo ese tiempo o hasta el fin del mundo, mientras uno que haya muerto recientemente y merezca ser castigado por el mismo pecado permanecería por menos tiempo.

 

 

 

Todos los que han muerto, los justos y los impíos, están en sus tumbas esperando el día de la resurrección.

 

3. ¿Dónde están todos los pecadores muertos?

 

“Vendrá hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida; mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación” (Juan 5:28-29). “El malo es reservado para el día de la destrucciónLlevado será él a los sepulcros, y en el montón permanecerá” (Job 21:30-32, Edición Reina-Valera Antigua).

 

 Respuesta:   La Biblia es específica. Tanto los malos como los buenos que han muerto, están en los sepulcros “durmiendo” hasta la resurrección.

 

 

 

Jesús murió para salvarnos de nuestros pecados. Aquellos que no aceptan su don de salvación recibirán la muerte.

 

4. ¿Cuál es la recompensa o el castigo del pecado?

 

La paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 6:23). “El pecado, siendo consumado, da a luz la muerte” (Santiago 1:15). “Dios… ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda [perezca] mas tenga vida eterna” (Juan 3:16).

 

Respuesta:   La paga o el castigo del pecado es muerte, y no vida eterna en el infierno de fuego. Los malos se pierden, es decir reciben la muerte. Los justos reciben la “vida eterna”.

 

 

Los malos no son inmortales. La Biblia dice que “perecerán”, “se quemarán” y “serán destruidos”.

 

5. ¿Qué reciben los impíos en el infierno?

 

“Los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda” (Apocalipsis 21:8).

 

Respuesta:   Los malos reciben la segunda muerte en el infierno de fuego. Si los impíos vivieran para siempre y fueran atormentados para siempre en el infierno, serían inmortales. Pero esto es imposible porque la Biblia dice que Dios “es el único que tiene inmortalidad” (1 Timoteo 6:16). Cuando Adán y Eva fueron separados del jardín del Edén, un ángel fue apostado para guardar el árbol de la vida para que el pecador no comiera y “viviera para siempre” (Génesis 3:22-24). La enseñanza de que los pecadores son inmortales y están en el infierno la originó Satanás y es completamente falsa. Dios impidió que esto ocurriera cuando el hombre pecó, impidiendo su acceso al árbol de la vida para que no viviera eternamente.

 

La Biblia es Clara: Los impíos son aniquilados

La Biblia dice que los malvados sufren “la muerte” (Romanos 6:23)

dice que “Jehová… destruirá a todos los impíos” (Salmos 145:20)

que “el malo es preservado en el día de la destrucción” (Job 21:30)

que “los impíos perecerán” (Salmos 37:20)

que los impíos serán quemados o abrasados (Malaquías 4:1)

que “serán todos a una destruidos” (Salmos 37:38)

que “serán consumidos” (Salmos 37:20)

que “serán destruidos” (Salmos 37:9)

que el “fuego los consumirá” (Salmos 21:9).

Nótese que todos estos textos bíblicos hacen clara la idea de que los malos mueren y son destruidos. No vivrán una vida miserable y de torturas para siempre.

 

 

 

En el fin del mundo, caerá fuego del cielo y devorará a los impíos.

 

6. ¿Cuándo y cómo se encenderá el fuego del infierno?

 

Así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo… y los echarán en el horno de fuego” (Mateo 13:40-42). “Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo y los consumió” (Apocalipsis 20:9). “Ciertamente el justo será recompensado en la tierra; ¡cuánto más el impío y el pecador!” (Proverbios 11:31).

 

Respuesta:   En ocasión del fin del mundo Dios mismo encenderá el fuego del infierno a medida que la Santa Ciudad desciende del cielo, de Dios (Apocalipsis 21:2), entonces los impíos intentarán capturarla. En ese momento Dios hará llover fuego del cielo sobre la tierra, que devorará a los impíos. Este es el infierno de fuego que la Biblia presenta.

 

 

Cuando el mundo entero se esté consumiendo por fuego, entonces existirá el infierno. El calor del fuego será tan intenso que todo lo que hay sobre la tierra se quemará.

 

 7. ¿Cuán grande y cuán caliente será ese fuego?

 

“El día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas (2 Pedro 3:10).

 

Respuesta:   El fuego del infierno será del tamano de esta tierra, porque la tierra entera estará quemándose. Ese fuego fundirá la tierra y quemará todas las cosas que hay en ella. Los cielos atmosféricos explotarán y “pasarán con grande estruendo”.

 

 

 

Jesús insistirá en concederles un tratamiento justo a los impíos. Su grado de castigo será apropiado y de acuerdo con sus obras, tal como él prometió.

 

 8. ¿Por cuánto tiempo sufrirán los pecadores en el fuego?

 

“He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra” (Apocalipsis 22:12). “Y entonces pagará a cada uno conforme a sus obras” (Mateo 16:27). “Aquel siervo que conociendo la voluntad de su señor, no se preparó, ni hizo conforme a su voluntad, recibirá muchos azotes. Mas el que sin conocerla hizo cosas dignas de azotes, será azotado poco” (Lucas 12:47-48).

 

Respuesta:   La Biblia no dice por cuánto tiempo serán castigados los impíos antes de morir en las llamas del infierno. Pero Dios declara específicamente que cada uno será castigado de acuerdo con sus obras. Esto significa que unos recibirán mayor castigo que otros, según sus obras.

 

 

 

Dios creará un mundo nuevo sin rasgos de la maldad anterior.

 

9. ¿Se apagará finalmente el fuego?

 

“He aquí que serán como tamo; fuego los quemará, no salvarán sus vidas del poder de la llama; no quedará brasa para calentarse, ni lumbre a la cual se sienten” (Isaías 47:14). “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva… Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron” (Apocalipsis 21:1, 4).

 

Respuesta:   Sí, la Biblia enseña específicamente que el fuego del infierno se apagará, y “no quedará brasa para calentarse, ni lumbre a la cual se sienten”. La Biblia también enseña que en el nuevo reino de Dios todas las cosas anteriores habrán desaparecido. Ya que el infierno es una de las “primeras cosas”, estará incluido. De manera que tenemos la promesa de Dios de que será abolido.

¿Es Dios un Verdugo?

Si Dios torturara a sus enemigos en la ardiente cámara de horrores por toda la eternidad, él sería más malo y más desalmado que los peores criminales de guerra. Un infierno eterno de tormento sería un infierno para Dios también, quien ama aun al pecador más despreciable.

 

 

 

Las llamas arderán hasta que sólo queden cenizas. Hasta los huesos serán totalmente consumidos.

 

 10. ¿Qué quedará cuando el fuego se apague?

 

“Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama”. “Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos” (Malaquías 4: 1, 3).

 

Respuesta:   Nótese que el versículo no dice que los impíos arderán como un material incombustible, como muchos creen hoy en día sino que arderán como estopa, que se consume rápidamente. Solamente cenizas es lo que queda después que el fuego se apaga. En Salmos 37:10, 20, la Biblia dice que los impenitentes “se disiparán como el humo”, y serán completamente destruidos.

 

 

 

El fuego del cielo caerá sobre los impíos y los destruirá: tanto su cuerpo como su alma.

 

11. ¿Entrarán los impíos en el fuego en forma corporal, y serán destruidos en cuerpo y alma?

 

“Mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno” (Mateo 5:30). “Temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno” (Mateo 10:28). “El alma que pecare, esa morirá” (Ezequiel 18:20).

 

Respuesta:   Sí, personas reales, en forma corporal, entrarán en el infierno, y serán destruidos, tanto en cuerpo como en alma. El fuego de Dios descenderá del cielo sobre personas verdaderas y las eliminará.

 

 

 

El Diablo será totalmente destruido por el fuego.

 

12. ¿Estará el Diablo a cargo del infierno?

 

“Y el diablo que los engañaba fue echado en el lago de fuego y azufre (Apocalipsis 20:10). “Te puse en ceniza sobre la tierra a los ojos de todos los que te miran”. “Para siempre dejarás de ser” (Ezequiel 28:18-19).

 

Respuesta:   De ninguna manera. El Diablo será echado al infierno, y allí se convertirá en cenizas.

 

 

 

 

13. ¿Se refiere siempre la palabra “infierno”, usada en la Biblia, a un lugar de fuego o castigo?

 

 Respuesta:   No. La palabra “infierno” se usa 54 veces en la Biblia y en sólo doce casos se refiere a un lugar para quemar.

 

La palabra “infierno” es empleada para traducir distintas palabras originales con diversos significados:

 

 

 

 

 

EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

31 veces como traducción de “Sheol“, que significa “sepulcro”.

 

EN EL NUEVO TESTAMENTO

10 veces como traducción de “Hades”, que significa “sepulcro”.

12 veces como traducción de “Gehenna”, que significa “un lugar para quemar”.

 1 vez como traducción de Tártaro”, que significa “un lugar oscuro”.

54 VECES EN TOTAL

 

 

 

 

Nota: La palabra griega “Gehenna” (mencionada arriba) es una transliteración del vocablo hebreo “Ge-Hinnom”, que significa “Valle de Hinnom“.

Este valle, que queda al suroeste de Jerusalén, era un lugar donde se quemaban los animales muertos, la basura y otros desechos. El fuego ardía constantemente, como ocurre actualmente en muchos depósitos de basura modernos. La Biblia usa “Gehenna” o “Valle de Hinnom” como símbolo del fuego que destruirá a los perdidos al fin del tiempo. El fuego de Gehenna no era eterno. Si así fuera, todavía hoy estuviera ardiendo en las afueras de Jerusalén . Tampoco será eterno el fuego del infierno.

 

 

La destrucción del pecado, los pecadores y Satanás es la única manera de hacer que el universo sea un lugar seguro por la eternidad.

 

14. ¿Cuál es el verdadero propósito de Dios respecto al infierno?

 

“Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno [en sus consecuencias] preparado para el diablo y sus ángeles” (Mateo 25:41). “Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego” (Apocalipsis 20:15). “Pues de aquí a poco no existirá el malo“. “Los enemigos de Jehová… serán consumidos se disiparán como el humo” (Salmos 37:10, 20).

 

Respuesta:   El propósito de Dios es que el infierno sea un medio para destruir al diablo, al pecado y a los pecadores, para darles una seguridad eterna a los justos. Si un solo pecador quedara vivo, él seria un virus mortífero que amenazaría al universo para siempre. El plan de Dios es aislar el pecado y eliminarlo para siempre.

 

 

El Infierno Eterno perpetuaría el pecado

Un infierno eterno de tormento perpetuaría el pecado y haría imposible erradicarlo. Un infierno eterno de tormento no es de ninguna manera parte del gran plan de Dios. Una teoría tan horrible es una calumnia contra el nombre santo de un Dios amante. El Diablo es el único que saca provecho de tal enseñanza.

 

El Infierno Eterno es un teoría humana

La teoría de un infierno eterno de tormento tiene origen, no en la Biblia, sino en la mente de hombres extraviados, que tal vez fueron engañados por el Diablo. Y de paso, nadie llegará al cielo por temor al Infierno. La gente se salva porque ama y obedece a Cristo.

 

 

 

Jesús se sentirá muy triste cuando tenga que destruir a aquellos por quienes él también murió.

 

15. ¿No es extraña para la naturaleza de Dios la obra de destruir a los pecadores?

 

“Vivo yo, dice Jehová el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que se vuelva el impío de su camino, y que viva. Volveos, volveos de vuestros malos caminos ¿por qué moriréis, oh casa de Israel?” (Ezequiel 33:11). “El Hijo del Hombre no ha venido para perder las almas de los hombres, sino para salvarlas” (Lucas 9:56). “Porque Jehová se levantará… para hacer su obra, su extraña obra, y para hacer su operación, su extraña operación” (Isaías 28:21).

 

Respuesta:   Sí, la obra de Dios ha sido siempre la de salvar a los hombres, no destruirlos. La obra de destruir a los impíos en el infierno de fuego es tan extraña a la naturaleza de Dios que la Biblia la llama su “extraña” obra. El gran corazón de Dios se condolerá por la destruccción de los malos. ¡Oh, cuán diligentemente trabaja él para salvar a todos! Pero si alguien desprecia su amor y se aferra al pecado, Dios no tendrá otro remedio que destruir al pecador con el pecado en los fuegos del último día, cuando él libre al universo de este maligno y horrible tumor llamado “pecado”.

 

 

 

Después que los pecadores sean destruidos, Dios creará una tierra nueva y fantástica para su pueblo; allí vivirán en paz, gozo y amor para siempre. El pecado jamás volverá a levantarse.

 

16. ¿Cuáles son los planes de Dios para la tierra y para su pueblo después que pase la obra del infierno?

 

“El hará consumación: la tribulación no se levantará dos veces” (Nahum 1:9, Edición Reina-Valera Antigua). “He aquí que yo crearé nuevos cielos y nueva tierra; y de lo primero no habrá memoria, ni más vendrá al pensamiento” (Isaías 65:17). “He

“aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor” (Apocalipsis 21:3-4).

 

Respuesta:   Después que termina el infierno de fuego, Dios creará una nueva tierra y se la restaurará para sus hijos con todas las bellezas y las glorias que había en el Edén antes que entrara el pecado. Los horrores del pecado y del pasado serán olvidados. El dolor, la muerte, la tragedia, la tristeza, las lágrimas, la enfermedad, la desilusión y todo pecado serán eliminados.

 

El Pecado no se levantará de nuevo

Dios promete que el pecado no se levantará de nuevo. El pueblo de Dios se verá lleno de perfecta paz, amor, gozo, y una vida de completa felicidad que será más gloriosa y estimulante: no habrá palabras que puedan describirla. La verdadera tragedia del infierno está en el hecho de que los que allí quedaron no llegarán al cielo. Una persona que deje de entrar en ese reino maravilloso habrá hecho la peor decisión de su vida.

 

 

 17. Agradezco el haber aprendido que Dios no castiga a los impíos eternamente en el fuego del infierno.

 

 Respuesta:  

 

 

 

 

 

Preguntas Para Meditar

 

 

1. ¿No habla la Biblia de un “tormento eterno”?

No. Las palabras “tormento eterno” no aparecen en la Biblia.

 

2. Entonces ¿por qué la Biblia dice que los impíos serán destruidos con un fuego que no se apagará?

El “fuego que no se apagará” es un fuego que no puede extinguirse por manos humanas; sin embargo, cesa cuando todo ha sido reducido a cenizas. Jeremías 17:27 dice que Jerusalén sería destruida con un fuego que no se apagará, y en 2 Crónicas 36:19-21 la Biblia dice que el fuego convirtió la ciudad en cenizas “para que se cumpliese la palabra de Jehová por boca de Jeremías” y la dejó arruinada. Sabemos que ese fuego se apagó, porque Jerusalén no está aún ardiendo hoy.

 

3. En Mateo 25:46, la Biblia dice que los impíos recibirán “un castigo eterno”. ¿Quiere explicar esto?

El castigo es eterno en sus efectos. El castigo de los malos es la muerte, y esta muerte es eterna.

4. Explique el texto de Mateo 10:28: “No temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar”.

La palabra “alma” tiene tres significados en la Biblia:

(1) Un ser viviente—Gen 2:7

 “Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente”  (Génesis 2:7)

(2) la mente—Salmos 139:14

Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien” (Salmos 139:14)

(3) la vida misma—1 Samuel 18:1.

Aconteció que cuando él hubo acabado de hablar con Saúl, el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo” (1 Samuel 18:1) En este caso el alma significa la vida, y se refiere a la vida eterna que Dios garantiza a todos los que alcanzan su reino. Nadie puede quitarla. La última parte de Mateo 10:28, dice que tanto el alma como el cuerpo serán destruidos en el infierno.

 

5. Mateo 25:41 habla de “fuego eterno” para los malos. ¿Se apagará este fuego?

Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles” (Mateo 25:41)

Sí, de acuerdo con la Biblia se apagará. Debemos permitir que la Biblia se explique a sí misma. Sodoma y Gomorra fueron destruidas con “fuego eterno” (Judas 1:7  “como Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquéllos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno” (Judas 1:7), y ese fuego las convirtió en cenizas como amonestación, como “ejemplo a los que habían de vivir impíamente” (2 Pedro 2:6  “y si condenó por destrucción a las ciudades de Sodoma y de Gomorra, reduciéndolas a ceniza y poniéndolas de ejemplo a los que habían de vivir impíamente” (2 Pedro 2:6)). Estas ciudades no siguen ardiendo hoy. El fuego se apagó después de consumir todo. Así también el fuego eterno se apagará después de convertir a los malos en cenizas (Malaquías 4:3 “Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos” (Malaquías 4:3)) Los efectos del fuego son eternos, pero no la acción de quemar en sí misma.

 

6. ¿No enseña la historia del rico y Lázaro que existe un infierno de tormento eterno? (Véase Lucas 16:19-31).

Por cierto que no. Es simplemente una parábola usada para destacar un punto. Muchos elementos indican claramente que esta es una mera parábola. He aquí unos

 Pocos:

 

A. El seno de Abrahán no es el cielo (Hebreos 11:8-10, 16).

 

B. La gente que está en el infierno no puede hablar con los que están en el cielo (Isaías 65:17).

 

C. Los muertos están en sus tumbas (Job 17:13 “Si yo espero, el Seol es mi casa; Haré mi cama en las tinieblas” (Job 17:13); Juan 5:28-29 “Y dejándolo todo, se levantó y le siguió. Y Leví le hizo gran banquete en su casa; y había mucha compañía de publicanos y de otros que estaban a la mesa con ellos” (Juan 5:28,29)). El hombre rico estaba en su cuerpo físico, con sus ojos, su lengua, etc. Sin embargo todos saben que el cuerpo no va al infierno cuando uno muere. Es perfectamente claro que el cuerpo permanece en la tumba, como dice la Biblia.

 

D. Los hombres son recompensados en ocasión de la segunda venida, no cuando mueren (Apocalipsis 22:11-12  “El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía. He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra” (Apocalipsis 22:11,12)

 

E. Los perdidos son echados al infierno al fin del mundo, y no cuando mueren (Mateo 13:40-42  “De manera que como se arranca la cizaña, y se quema en el fuego, así será en el fin de este siglo. Enviará el Hijo del Hombre a sus ángeles, y recogerán de su reino a todos los que sirven de tropiezo, y a los que hacen iniquidad, y los echarán en el horno de fuego; allí será el lloro y el crujir de dientes” (Mateo 13:40-42)). La lección de la parábola se encuentra en Lucas 16:31 “Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos” (Lucas 16:31). Si tomáramos todas las parábolas literalmente, ¡entonces creeríamos que los árboles hablan! (Ver esta parábola en Jueces 9:8-15.)

 

7. Pero la Biblia habla de los malvados y dice que son atormentados “para siempre”, ¿no es así?

 La expresión “para siempre”, como se usa en la Biblia, significa simplemente un período de tiempo, limitado o ilimitado.

Esa expresión se usa 56 veces en la Biblia en relación con cosas que ya han terminado. En Jonás 2:6, “Descendí a los cimientos de los montes; La tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre; Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío” (Jonás 2:6) “para siempre” significa “tres días con sus noches”, (véase también Jonás 1:17)  “Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches” (Jonás 1:17)). En Deuteronomio 23:3   “No entrará amonita ni moabita en la congregación de Jehová, ni hasta la décima generación de ellos; no entrarán en la congregación de Jehová para siempre” (Deuteronomio 23:3) significa diez generaciones. En el caso del hombre, significa “todo el tiempo de su vida”, o “hasta que muera” (véase 1 Samuel 1:22, 28  “Pero Ana no subió, sino dijo a su marido: Yo no subiré hasta que el niño sea destetado, para que lo lleve y sea presentado delante de Jehová, y se quede allá para siempre. 1:28 Yo, pues, lo dedico también a Jehová; todos los días que viva, será de Jehová. Y adoró allí a Jehová” (1 Samuel 1:22,28); Exodo 21:6  “entonces su amo lo llevará ante los jueces, y le hará estar junto a la puerta o al poste; y su amo le horadará la oreja con lesna, y será su siervo para siempre” (Exodo 21:6); Salmos 48:14 “Porque este Dios es Dios nuestro eternamente y para siempre; Él nos guiará aún más allá de la muerte” (Salmos 48:14). De manera que los impíos arderán en el fuego hasta que mueran.

La enseñanza del tormento eterno ha inducido a más personas al ateísmo y la locura que ninguna otra invención del Diablo. Es una calumnia para el carácter amoroso de un Dios tierno, lleno de compasión y gracia, y ha hecho un daño indecible a la causa cristiana.