!Por favor bendíceme, mis hijos no tienen que comer en mi casa!

Por favor bendíceme, mis hijos no tienen que comer en mi casa

“Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices.” Génesis 32:26-28

Hace unos días fui a comprar comida para llevar para la casa, justamente antes de llegar a mi auto, observe que un auto se acercaba lentamente y escuche decir algo, pero no entendí,
al mirar observe que se estaba dirigiendo a mi,
y me dijo,

Por favor bendíceme, mis hijos no tienen que comer en mi casa, por favor, bendíceme, Dios te lo pagara.

Y una voz en mi conciencia como siempre. Esta vez me decía, dale todo lo que tienes… Y efectivamente el cambio de la compra que había hecho se lo puse en sus manos y el se fue bendiciéndome…

Después que llegue a mi auto, hice una reflexión de lo sucedido y dije. Sera que Dios esta esperando que nosotros nos acerquemos a él, con confianza y le digamos. “Señor, Por favor, bendíceme”, con toda seguridad esto es cierto.

Mira lo que dice la Palabra de Dios.

Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz;
Y por ello te vendrá bien.” Job 22:21
Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Ponte de nuevo en paz con Dios,
y volverás a tener prosperidad.”
Job 22:21 Dios Habla Hoy (DHH)

Trata, pues, de llevarte bien con Dios; reconcíliate,
y por ello te vendrá prosperidad.” Job 22:21
Reina Valera Actualizada (RVA-2015)

Es interesante cuando analizamos las diferentes versiones de las Sagradas Escrituras.
“Vuelve en amistad con él” “ te vendrá bien”.
“En paz con Dios” “tener prosperidad” es sinónimo de bendición.

En fin, Dios te esta mostrando que cuando lo buscas, cuando te acercas a él, seras bendecido por el, es indispensable para nuestra vida espiritual comprender que Dios esta interesado en bendecir a sus hijos. El esta interesado en ti, no tengas miedo de ir él como estas, no tengas miedo de buscarlo el día de hoy, el esta esperando por ti, deja de pensar cosas negativas, Dios esta en interesado en ti.

Mira la cruz del calvario, le escupieron el rostro, le dieron de bofetadas, lo humillaron, lo trataron injustamente. Así es, si había alguien ha sido tratado injustamente era el, si había alguien que merecía clamar por justicia era, el, pero como un cordero delante de sus trasquiladores, enmudeció y no abrió su boca.

El esta esperando por ti, no importa las cosas que están pasando en tu vida, el esta dispuesto en bendecirte.

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.” Apocalipsis 3:20

Contenido Gratis de Calidad