3 Secretas Claves Escondidas en un Versículo de La Biblia nos muestran…

amigos_de_Jesus

 

3 Secretas Claves Escondidas

en un Versículo de La Biblia

nos muestran…

 
“Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen” (Juan 10:27)

 

El texto para hoy nos brinda las tres características secretas que puedes saber si eres verdaderamente un hijo de Dios.

“Oyen mi voz”

Amigos Jehovah Dios nos habla a través de su palabra de una manera especial.  No dudes en orar antes abrir la Palabra de Dios, pídele dirección, sabiduría para entender sus palabras, pídele que te de las fuerzas para ponerla en práctica. Recuerdo en una ocasión, estaba en un hogar con una familia que estabas interesados en aprender más de las enseñanzas de Jesús, ese día habíamos un tema bíblico, y después de terminar la lección para ese día, les invite a tomar una decisión referente a lo aprendido ese día, esta familia respondió lo muchos cristianos sinceros hacen… ellos dijeres, sabemos lo que Biblia nos ha dicho hoy, pero nosotros vamos a esperar que Dios nos muestre la verdad, con amabilidad les mencione, si ustedes que Dios les ha hablado a través de su Palabra este día, eso es suficiente, Jehovah Dios nos ha dejado este guía preciosa para conocer más de su voluntad para nuestra vida, para nuestra familia.. Amigo, debes estas dispuesto (a) a escuchar la voz de Dios a través de su Palabra, no dudes en poner en práctica lo que aprendes y toma el tiempo todas la mañanas para aprender más de Dios y recibir fuerza para aplicarlo en nuestra vida.

 

“Yo las conozco”

Como seres humanos tenemos un gran privilegio de conocer a nuestro creador a través de la Palabra de Dios, y especialmente a través del ministerio de Jesús en esta tierra, 3 años mostrando con su vida el carácter del Padre, y es fácil saber cómo es Dios, es fácil conocer a Dios atreves de la Biblia y la naturaleza que el creo, que es su segunda Biblia, incluso de los mensajes que nos dice atreves de nuestra conciencia. Sin embargo lo difícil para muchos cristianos sinceros, es dejar que Jesús te conozca, él sabe quién en realidad, pero lo que me estoy refiriendo en este momento es, la parte que nos toca como seres humanos caídos. “Más el publicano, estando lejos, no quería ni aun alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba el pecho, diciendo: Dios, sé propicio a mí, pecador” (Lucas 18:13) Nuestra gran parte en este plan de salvación, lo único que podemos hacer es ir a Jehovah Dios, todos los días y preséntales nuestras faltas, nuestras culpas, nuestras derrotas. Amigo no tengas miedo de ir a él todos los días, y presentarle las cosas que haces, que solo tú sabes, quizás nadie sabe lo que haces cuando solo en tu habitación, nadie sabe los pensamientos inmundos que tienes en tu mente, nadie esa cosas secretas que guardas en tu vida, bueno, esas cosas son las que Dios espera que le cuentes, el desea conocerte, el desea que digas eso que ocultas, sabes algo, la Biblia dice: “Y dijo uno de sus discípulos, Judas Iscariote hijo de Simón, el que le había de entregar: ¿Por qué no fue este perfume vendido por trescientos denarios, y dado a los pobres? Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella” (Juan 12:4-6) Judas vivió tres años con nuestro Señor Jesucristo, el Todopoderoso Hijo del Dios Altísimo. Judas vivió con Jesucristo tres años, camino con Jesús, desayuno con Jesús, tomo el almuerzo con Jesús, durmió en la presencia de Jesús mas de 700 días, incluso Judas conocía ciertas verdades bíblicas superiores, pero …  Judas tenía un problema, estaba escondiendo algo, dice el texto bíblico anterior, Judas era ladrón… Jesús lo sabía, igual que él sabe todo lo de tu vida, él sabe las cosas que hiciste ayer en la tarde, las que hiciese al caer la noche, él sabe todo pero al igual, el espera conocerte, el desea que  le cuentes exactamente qué es lo que está pasando en tu vida, no tengas miedo, él no te va a traicionar, no tengas miedo, recuerda lo que dice la Biblia: “Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca” (Isaías 53:3-7) Si quieres ver la obra del Espíritu Santo obrando en tu mente, pon nombre entrelazado en este versículo al igual que lo voy a hacer a continuación. “Jesús fue despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que Alexander escondió  de él el rostro, Jesús fue menospreciado, y no lo he estimado. Ciertamente  llevó él mi enfermedad, y sufrió mi dolor; y lo tuve por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por las rebeliones de Alexander, molido por mis pecados; el castigo de la paz de Alexander fue sobre él, y por su llaga fui curado. Alexander se puede descarriar como una oveja, Alexander se puede apartar por su propio camino; mas Jehová cargó en él el pecado de Alexander. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca” (Isaías 53:3-7)

 

 

 “Y me siguen”

Es el tercer distintivo de los verdaderos hijos de Dios, hoy en día, cualquiera puede  pretender ser un verdadero hijo de Dios, pero solo lo sabe Dios, el desea que obedezcas su Palabra, medita en las enseñanzas de Jesús, Él dice en su Palabra: “Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor” (Juan 15:10), Jesús nos recuerda la importancia de obedecer sus mandamientos de Dios, Dios tiene un gobierno que está por encima de todo gobierno terrenal, y como todo gobierno tiene leyes y normas. Y la misión de Jesús al venir a morir en la cruz del calvario fue ponernos en armonía con el gobierno de Dios, y el repite en su Palabra: “Si me amáis, guardad mis mandamientos (Juan 14:15) y Jesús reafirma  para no dejar dudas de que mandamientos se está refiriendo. “No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir. Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la ley, hasta que todo se haya cumplido” (Mateo 5:17,18), Jesús está haciendo referencia a los diez mandamientos de Jehovah Dios, que se encuentran en el libro de Éxodo:

  • Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre. No tendrás dioses ajenos delante de mí.
  • No te harás imagen, ni ninguna semejanza de lo que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy Jehová tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen, y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.
  • No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano; porque no dará por inocente Jehová al que tomare su nombre en vano.
  •  Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.
  • Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da.
  • No matarás.
  • No cometerás adulterio.
  • No hurtarás.
  • No hablarás contra tu prójimo falso testimonio.
  • No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.  (Éxodo 20: 2-17),

Incluso en su revelación final en el libro de apocalipsis él nos dice: “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús (Apocalipsis 14:12)

No dejes de orar sobre este asunto, hay una guerra contra los mandamientos de Dios, pero ten fe, no importa la confederación, los millares que le hacen guerra a los mandamientos de Dios, el gobierno de Dios vencerá, porque él nos dice en su Palabra: “Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles” (Apocalipsis 17:14)

 

Copyright Alexander Torres