Mujer Estéril Tiene Un Hijo y Una Gran Lección Para Usted.

la_esposa_de_Manoa

 

Mujer Estéril Tiene Un Hijo y Una Gran Lección Para Usted.

 

“Y había un hombre de Zora, de la tribu de Dan, el cual se llamaba Manoa; y su mujer era estéril, y nunca había tenido hijos”
(Jueces 13:2)

 

La Esposa de Manoa, así se le conoce en la Biblia, ella tiene un nombre, pero  por esas de la vida hoy día no sabemos el nombre… era conocida como la “Esposa de Manoa” muy bien…

La Biblia dice que ella era estéril, que nunca había tenido hijo… mira lo que dice la Biblia “Y había un hombre de Zora, de la tribu de Dan, el cual se llamaba Manoa; y su mujer era estéril, y nunca había tenido hijos” (Jueces 13:2)

Así es mis amigos ella era estéril, no podía tener hijos, quería tener hijos, pero no podía…eso lo revela la frase “nunca había tenido hijos”.. . Es interesante la forma como Dios soluciona el problema de esta mujer,

Mira lo que Dios hace… Dios busca las cosas más difíciles para mostrar su poder… el pueblo de Dios estaba en problemas, la Biblia dice. 

Los hijos de Israel volvieron a hacer lo malo ante los ojos de Jehová; y Jehová los entregó en mano de los filisteos por cuarenta años” (Jueces 13:1)

Los hijos de Israel, el pueblo de Dios se había apartado de Dios, y como consecuencia Dios permitió que los filisteos, sus enemigos los gobernara durante cuarenta años y cuando llego el momento de darles liberación, de darles la bendición de la libertad, Dios busca una mujer estéril, una mujer que nunca había tenido hijos, y envía su ángel..

Y mira lo que dice la Biblia…

A esta mujer apareció el ángel de Jehová, y le dijo: He aquí que tú eres estéril, y nunca has tenido hijos; pero concebirás y darás a luz un hijo. Ahora, pues, no bebas vino ni sidra, ni comas cosa inmunda. (Jueces 13:3,4).

¡Asombroso!, Dios obrando, Dios actuando, una vez más, Dios está al control de todo, Dios está al control de tu vida, de tu familia, él sabe exactamente lo que está pasando con tu vida, pero sabes una cosa, tienes que buscar de Dios, tienes que acercarte a Él, no importa cuán grande es el problema que están enfrentando, tenemos un Dios que es experto en cosas imposibles,

Aquí había una mujer estéril, tal vez los médicos de ese tiempo, le dijeron que ella nunca tendría un hijo, ella pensó en un momento de su vida que nunca tendría la dicha de ser madre, pero mira lo poderoso que es nuestro Dios… y no solo él te ama, y te esperando con los brazos abierto… mira lo que te dice la Biblia.

Porque si el árbol fuere cortado, aún queda de él esperanza;  retoñará aún, y sus renuevos no faltarán. Si se envejeciere en la tierra su raíz, y su tronco fuere muerto en el polvo, Al percibir el agua reverdecerá, y hará copa como planta nueva”  (Job14:7-9)

Yo no sé si estoy escribiendo para alguien, que siente que su vida llego al fondo del pozo, tú no sabes que hacer, no puedes controlar lo que sientes, quieres cambiar tu forma de ser, pero no puedes y eso te mantiene frustrado, te sientes tristes y buscas soluciones humanas, consejos de los seres humanos, y nada, todo sigue igual, bueno, tengo un mensaje para ti.

Si esta aquí, leyendo este mensaje es porque fuiste atraído por el Espíritu Santo, porque sabes una cosa, el Espíritu Santo se mueve en este blog, el Espíritu Santo esta transformado corazones de piedra en corazones de carne, El Espíritu Santo hará el más grande milagro que puede hacer, es transformar tu corazón para que estés en armonía con los principios del cielo…

Mis amigos, Tenemos un Dios poderoso, un Dios misericordioso… volviendo al tema de hoy… 

 

A partir de hoy tu vida será diferente…

El ángel de Jehová le dice a esta mujer, la esposa de Mano, “He aquí que tú eres estéril, y nunca has tenido hijos; pero concebirás y darás a luz un hijo”.

Así es mis amigos, él te dice, ok, has tenido problemas con esto o aquello, pero sabes una cosa, a partir de hoy  ya no tendrás mas ese problema… regocíjate en tu Dios, él ha decretado que la maldición en tu vida llego a su final, que a partir de hoy, a partir de este día, el poder de Dios va actuar en tu vida… así es… y no solo eso, el ángel de Jehová le sigue diciendo… 

Ahora, pues, no bebas vino ni sidra, ni comas cosa inmunda” (Jueces 13:4)

Mis amigos, este mensaje es muy importante para tu vida espiritual, este mensaje merece que le prestes atención…

Dios tiene un mensaje para ti… mira lo que dice la Biblia del pueblo de Dios en la actualidad.

Más vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable”  (1 Pedro 2:9)

Dios tiene una misión para ti, así como Dios tenía una misión para Sansón y le dio instrucciones específicas a su madre sobre la forma de alimentarse, Dios desea que sus hijos, su pueblo, tenga una alimentación diferente de la del mundo… y mi temor es que la mayoría de los cristianos, ministros de la Palabra no han comprendido a cabalidad el propósito de Dios con la alimentación, mis amigos no olvidemos lo que la Biblia dice..

“¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios” (1 Corintios 6:19,20)

Así es mis amigos, así como Dios le encargo a la madre de uno de los libertadores del pueblo de Israel, y “le dijo el ángel de Jehovah Ahora, pues, no bebas vino ni sidra, ni comas cosa inmunda” (Jueces 13:4)

y después de lo repite a Manoa su esposo

No tomará nada que proceda de la vid; no beberá vino ni sidra, y no comerá cosa inmunda; guardará todo lo que le mandé.”  (Jueces 13:14)

Así es mis amigos, Dios desea que en tu alimentación no hay nada que proceda de la vid, ni ninguna comida inmunda, tal vez te estés preguntando 

¿Alexander pero  que es una comida inmunda?

¿Cuáles son los Alimentos que no deben evitar los hijos de Dios?

Mira lo que dice la Biblia.

“De entre los animales, todo el que tiene pezuña hendida y que rumia, éste comeréis.  Pero de los que rumian o que tienen pezuña, no comeréis éstos: el camello, porque rumia pero no tiene pezuña hendida, lo tendréis por inmundo. También el conejo, porque rumia, pero no tiene pezuña, lo tendréis por inmundo. Asimismo la liebre, porque rumia, pero no tiene pezuña, la tendréis por inmunda. También el cerdo, porque tiene pezuñas, y es de pezuñas hendidas, pero no rumia, lo tendréis por inmundo. De la carne de ellos no comeréis, ni tocaréis su cuerpo muerto; los tendréis por inmundos. Esto comeréis de todos los animales que viven en las aguas: todos los que tienen aletas y escamas en las aguas del mar, y en los ríos, estos comeréis. Pero todos los que no tienen aletas ni escamas en el mar y en los ríos, así de todo lo que se mueve como de toda cosa viviente que está en las aguas, los tendréis en abominación. Os serán, pues, abominación; de su carne no comeréis, y abominaréis sus cuerpos muertos. Todo lo que no tuviere aletas y escamas en las aguas, lo tendréis en abominación. Y de las aves, éstas tendréis en abominación; no se comerán, serán abominación: el águila, el quebrantahuesos, el azor, el gallinazo, el milano según su especie; todo cuervo según su especie; el avestruz, la lechuza, la gaviota, el gavilán según su especie; el búho, el somormujo, el ibis, el calamón, el pelícano, el buitre, la cigüeña, la garza según su especie, la abubilla y el murciélago. Todo insecto alado que anduviere sobre cuatro patas, tendréis en abominación” (Levítico 11:3-20)

Pero tal vez te estés preguntando, y el caso de Simón Pedro donde se le dice:

 

“Pedro mata y come”

En el libro de Hechos 10 “Pedro mata y come”

Hechos Capítulo 10

10:1 Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana,

10:2 piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre.

10:3 Este vio claramente en una visión, como a la hora novena del día, que un ángel de Dios entraba donde él estaba, y le decía: Cornelio.

10:4 El, mirándole fijamente, y atemorizado, dijo: ¿Qué es, Señor? Y le dijo: Tus oraciones y tus limosnas han subido para memoria delante de Dios.

10:5 Envía, pues, ahora hombres a Jope, y haz venir a Simón, el que tiene por sobrenombre Pedro.

10:6 Este posa en casa de cierto Simón curtidor, que tiene su casa junto al mar; él te dirá lo que es necesario que hagas.

10:7 Ido el ángel que hablaba con Cornelio, éste llamó a dos de sus criados, y a un devoto soldado de los que le asistían;

10:8 a los cuales envió a Jope, después de haberles contado todo.

10:9 Al día siguiente, mientras ellos iban por el camino y se acercaban a la ciudad, Pedro subió a la azotea para orar, cerca de la hora sexta.

10:10 Y tuvo gran hambre, y quiso comer; pero mientras le preparaban algo, le sobrevino un éxtasis;

10:11 y vio el cielo abierto, y que descendía algo semejante a un gran lienzo, que atado de las cuatro puntas era bajado a la tierra;

10:12 en el cual había de todos los cuadrúpedos terrestres y reptiles y aves del cielo.

10:13 Y le vino una voz: Levántate, Pedro, mata y come.

10:14 Entonces Pedro dijo: Señor, no; porque ninguna cosa común o inmunda he comido jamás.

10:15 Volvió la voz a él la segunda vez: Lo que Dios limpió, no lo llames tú común.

10:16 Esto se hizo tres veces; y aquel lienzo volvió a ser recogido en el cielo.

10:17 Y mientras Pedro estaban perplejos dentro de sí sobre lo que significaría la visión que había visto, he aquí los hombres que habían sido enviados por Cornelio, los cuales, preguntando por la casa de Simón, llegaron a la puerta.

10:18 Y llamando, preguntaron si moraba allí un Simón que tenía por sobrenombre Pedro.

10:19 Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el Espíritu: He aquí, tres hombres te buscan.

10:20 Levántate, pues, y desciende y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado.

10:21 Entonces Pedro, descendiendo a donde estaban los hombres que fueron enviados por Cornelio, les dijo: He aquí, yo soy el que buscáis; ¿cuál es la causa por la que habéis venido?

10:22 Ellos dijeron: Cornelio el centurión, varón justo y temeroso de Dios, y que tiene buen testimonio en toda la nación de los judíos, ha recibido instrucciones de un santo ángel, de hacerte venir a su casa para oír tus palabras.

10:23 Entonces, haciéndoles entrar, los hospedó. Y al día siguiente, levantándose, se fue con ellos; y le acompañaron algunos de los hermanos de Jope.

10:24 Al otro día entraron en Cesarea. Y Cornelio los estaba esperando, habiendo convocado a sus parientes y amigos más íntimos.

10:25 Cuando Pedro entró, salió Cornelio a recibirle, y postrándose a sus pies, adoró.

10:26 Mas Pedro le levantó, diciendo: Levántate, pues yo mismo también soy hombre.

10:27 Y hablando con él, entró, y halló a muchos que se habían reunido.

10:28 Y les dijo: Vosotros sabéis cuán abominable es para un varón judío juntarse o acercarse a un extranjero; pero a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo;

Como puedes ver, Pedro no comió de los animales inmundos y el versículo 17 nos dice que pedro estaba perplejo dentro de sí, porque no entendía lo que Dios le estaba diciendo, no sabía lo que significa la visión…

Pero el versículo 28 pedro nos dice que el había comprendido lo que Dios le estaba diciendo, él nos da su respuesta al afirmar, “pero a mí me ha mostrado Dios que a ningún hombre llame común o inmundo” es claro, la visión es acerca de los seres humanos, en este caso los gentiles eran limpios por la sangre de Jesús, el evangelio de Jesús tenía que ser predicado a los Gentiles, y Cornelio era gentil…

No pongas en la Biblia tus ideas, esta visión según la Biblia es sobre los seres humanos, y no sobre los alimentos..

Dios desea que sus hijos sean un pueblo santo.

Más vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable” (1 Pedro 2:9)

Un pueblo que glorificara a Dios con lo que come, “Si, pues, coméis o bebéis, o hacéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios”  (1 Corintios 10:31)

Y como seguidores de Dios, reconocemos que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, y que tenemos una obligación moral y de lealtad al trono de Dios, de cuidar nuestro cuerpo, ya que fue comprado por la sangre preciosa de Cristo Jesús.

“¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es” (1 Corintios 3:16,17)

Dios Te siga bendiga grandemente

la_almentacion_para_los_cristianos