El Error Más Grande Que Todo Padre de Familia Debe Evitar

El_error_mas_grande_de_los_padres

 

El Error Más Grande Que Todo Padre de Familia Debe Evitar

“Los hijos de ELÍ eran hombres impíos, y no tenían conocimiento de Jehová”

 (1 Samuel 2:12)

 

Los retos que enfrentan los padres de familia en este siglo XXI son muchos, sin embargo la responsabilidad más grade que tienen los padres de familia en este tiempo es la de ensenarles las Palabras de Dios diariamente, de orar por ellos diariamente y también es nuestro deber evitar que nuestros hijos e hijas ofendan a Dios…

Mis amigos el día de hoy estamos conversando unos minutos sobre Elí, el hombre de Dios que descuido enseñarles a sus hijos a obedecer las cosas de Dios y sobre todo a Elí se le olvido poner a Dios en primer lugar en la educación de sus hijos..

Mira lo que dice la Biblia

Los hijos de Elí eran hombres impíos, y no tenían conocimiento de Jehová” (1 Samuel 2:12).

Así es esto es verdad… estos jóvenes estaban haciendo cosas incorrectas delante del pueblo de Dios en ese tiempo. Estos jóvenes estaban aprovechándose de las ofrendas que el pueblo traía a Dios.

Mira lo que dice la Biblia.

Y era costumbre de los sacerdotes con el pueblo, que cuando alguno ofrecía sacrificio, venía el criado del sacerdote mientras se cocía la carne, trayendo en su mano un garfio de tres dientes, y lo metía en el perol, en la olla, en el caldero o en la marmita; y todo lo que sacaba el garfio, el sacerdote lo tomaba para sí. De esta manera hacían con todo israelita que venía a Silo. Asimismo, antes de quemar la grosura, venía el criado del sacerdote, y decía al que sacrificaba: Da carne que asar para el sacerdote; porque no tomará de ti carne cocida, sino cruda. Y si el hombre le respondía: Quemen la grosura primero, y después toma tanto como quieras; él respondía: No, sino dámela ahora mismo; de otra manera yo la tomaré por la fuerza”  (1 Samuel 2:13-16)

¿Comprendes lo que estaba pasando? ¿Realmente lo comprendes?

Estos jóvenes estaban blasfemando el nombre de Dios… y la Biblia dice que se había hecho costumbre, ya era un costumbre lo que estos jóvenes asiendo…

 Mira lo que dice la Biblia   

Era, pues, muy grande delante de Jehová el pecado de los jóvenes; porque los hombres menospreciaban las ofrendas de Jehová”  (1 Samuel 2:17)

Así es, esto es verdad, el pueblo ya no quería traer las ofrendas a Dios, por causa de estos jóvenes.

Es interesante que Elí, el padre estos jóvenes, sabía lo que está pasando, pero no hacía nada…

Mis amigos, yo no sé si el día de hoy estoy conversando con una persona  que ha sido llamado por Dios para dirigir su obra, es tu deber velar por los intereses de Dios en este mundo y en especial en el lugar que Dios te asignado como dirigente de su obra… 

Cuando veas con tus ojos que hay personas que están blasfemando el  nombre de Dios en tu Iglesia, en tu familia, en tu casa.

Mi amigo es tu deber ante Dios, hablarles a esas personas, que quede claro, es tu debe hablar, es tu deber amonestar de parte de Dios, pero tú no eres un juez, no puedes lanzar sentencia, tú debes es aconsejar, suplicar que vuelvan a Dios, que busquen de Dios,

Muéstrale a esas personas lo que dice la Biblia de las posibles consecuencias que pueden tener sus acciones.

Así es.

Es verdad, pero Elí no hizo lo que tenía que hacer, el los aconsejo, pero no los destituyo del cargo que tenían en el templo de Dios,  Elí tenía toda la autoridad para destituirlos de su cargo.

Elí podía usar su influencia como sacerdote para destituir del cargo a sus hijos… pero ellos continuaron con su conducta equivocada.

Y llego el día que Dios tenía que hablarle a su siervo  Elí sobre su negligencia con su familia… mira lo que dice la Biblia.

“Has honrado a tus hijos más que a mí”

 

Pero Elí era muy viejo; y oía de todo lo que sus hijos hacían con todo Israel, y cómo dormían con las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de reunión. Y les dijo: ¿Por qué hacéis cosas semejantes? Porque yo oigo de todo este pueblo vuestros malos procederes. No, hijos míos, porque no es buena fama la que yo oigo; pues hacéis pecar al pueblo de Jehová. Si pecare el hombre contra el hombre, los jueces le juzgarán; mas si alguno pecare contra Jehová, ¿quién rogará por él? Pero ellos no oyeron la voz de su padre, porque Jehová había resuelto hacerlos morir” 1 Samuel 2:22-25

La Biblia dice que Elí ya estaba muy viejo y sabio de todo lo que sus hijos hacían, estos jóvenes se acostaban con las mujeres que velaban a la puerta del tabernáculo de reunión.

Sí, es verdad Elí hablo con ellos, les aconsejo, pero la Biblia dice que ellos no oyeron la voz de su padre…

Yo no sé si estoy escribiendo para alguien que va por el camino ancho de este mundo, y lo más interesante es que está caminando por el camino ancho, pero está en la Iglesia.

Escucha la voz de las personas que tienen buenas intenciones para ti.

Escucha los consejos que tus padres te dicen de Dios, de las cosas de Dios,

Mi amigo seguir desobedeciendo los consejos de Dios es un riesgo, es un riego para vida espiritual…

Estos jóvenes no escucharon la voz de Elí, su padre, ellos siguieron su mala conducta, ellos siguieron su liderazgo en las cosas de Dios… y vino el tiempo de Dios, y Dios por misericordia envía un mensajero a Elí, el hombre de Dios.

Mira lo que dice la Biblia.

 “Y vino un varón de Dios a Elí, y le dijo: Así ha dicho Jehová: ¿No me manifesté yo claramente a la casa de tu padre, cuando estaban en Egipto en casa de Faraón? Y yo le escogí por mi sacerdote entre todas las tribus de Israel, para que ofreciese sobre mi altar, y quemase incienso, y llevase efod delante de mí; y di a la casa de tu padre todas las ofrendas de los hijos de Israel. ¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mandé ofrecer en el tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí, engordándoos de lo principal de todas las ofrendas de mí pueblo Israel? Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehová: Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian serán tenidos en poco” (1 Samuel 2:27-30)

Así es, esto es verdad…

Dios confronto a Elí, y entre las cosas que le dice, la que más llama la atención este día, es “has honrado a tus hijos más que a mí” así es, esto es verdad.

Elí había permitido que sus hijos deshonraran a Dios, yo no sé si en estos momentos hay padre o un madre aquí, es tu deber ante Dios enseñarles a tus hijos la obediencia a Dios, el respeto a Dios, el respeto de las cosas de Dios.

Esta tarea no es fácil, pero si tú como jefe o jefa del hogar buscas de Dios todos los días, buscas de los consejos de Dios y mantienes una comunicación constante con él, Dios te ayudara en esta ardua labor que es educar a nuestros hijos en el camino de Dios.

Mis amigos ha llegado el tiempo de buscar de Dios, de buscar su poder, recordemos que hay guerra espiritual.

Mira lo que dice la Biblia.

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12)

Así es, esto es verdad, es una lucha espiritual eso nos recuerda una y otra vez, y otra vez que debemos depender de Dios, debemos depender de la santa Palabra de Dios.

Dios los siga bendiciendo grandemente.