No Es Necesario El Castigo Físico Para Aplicar La Disciplina En Nuestro Hogar

DISCIPLINA

 

No Es Necesario El Castigo Físico Para Aplicar La Disciplina En Nuestro Hogar

 

“Corrige a tu hijo, y te dará descanso, y dará alegría a tu alma”. (Proverbios 29:17)

 

La palabra disciplina tiene un efecto negativo, el ser humano por naturaleza no le agrada la disciplina. El día de hoy vamos a conversar un poco sobre la disciplina en la educación de nuestros hijos.

 

En la actualidad los padres de familia están teniendo grandes problemas en el hogar simplemente porque no saben qué hacer para ayudar a sus hijos a prender a comportarse de una forma aceptable y adecuada en el hogar.

 

La palabra disciplina es sinónimo de “educación”, “instrucción”, “enseñar”. Los padres deseamos enseñarles a nuestros hijos el respeto por las cosas de Dios, el respeto a la vida humana, la honestidad, la responsabilidad, la sinceridad, la lealtad, etc.

 

Es la responsabilidad de los padres velar para que sus hijos sean personas que amen y sirvan al Dios del cielo.

 

Así es, esto es verdad, la mayor responsabilidad de los padres es velar por ese objetivo que sus hijos conozcan al Dios del cielo y le sirvan… Es por eso que debemos presentarnos todas las mañanas para aprender más de la Biblia, de las enseñanzas que hay en ella,

 

Mis amigos es necesario tomar el tiempo para meditar en las cosas de Dios, para tomar el tiempo para hablar con Dios, para suplicarle que nos ayude en esta labor de guiar, enseñar e instruir a nuestros a nuestros hijos por el buen camino.

 

Mira lo que dice la Biblia.

 

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. (Proverbios 22:6)

 

Así es, esto es verdad, si hay un momento especial para que nuestros hijos aprendan de las cosas de Dios es su niñez, las hermosas historias de la Biblia quedan grabadas en las mentes de los niños.

 

Mis amigos la instrucción, la enseñanza o la disciplina es un deber de todo padre interesado en el futuro de sus hijos. Es por eso que debemos disciplinarlos en el temor de Dios, es nuestro deber corregirlos cuando están aprendiendo malos hábitos o malas costumbres, es nuestro deber velar por su bienestar, simplemente por que deseamos lo mejor para ellos.

 

Mira lo que dice la Biblia.

 

El que detiene el castigo, a su hijo aborrece;  Mas el que lo ama, desde temprano lo corrige”. (Proverbios 13:24)

Así es, esto es verdad. Si realmente estamos preocupados por nuestros hijos y deseamos su felicidad es necesario corregirlos.

 

Ahora bien, hay muchas formas de corregir a nuestros hijos, y en la actualidad hay grandes debates sobre esto. Sin embargo en mi opinión personal, la verdadera disciplina no implica castigo físico…

 

Mis amigos hay muchas formas de disciplinar a nuestros hijos sin aplicar el castigo físico. Por ejemplo en mi casa, cuando necesitamos aplicar disciplina tenemos varias formas de hacerlo, reducimos el tiempo que pasan los niños con lo más le gusta, la computadora, o ir al parque, o ira a la piscina. Etc.

 

Ellos comprenden que hay consecuencias negativas cuando uno de ellos tiene un mal comportamiento. Es sencillo, simplemente privándolo de disfrutar algo que le gusta. En nuestro hogar no hay castigo físico, hay privación de las cosas que más le gusta y otras tres estrategias diferentes. Que estaré comentando más adelante en otras entradas de este blog.

 

Esa una forma, hay muchas formas de enseñar, instruir o disciplinar a nuestros hijos sin el uso del castigo físico.

 

Todos los padres deben escoger la mejor forma de administrar la disciplina, ya que es una obligación corregirlos e instruirlos en el camino del bien. Mira lo que dice la Biblia.

 

“Corrige a tu hijo, y te dará descanso, y dará alegría a tu alma”. (Proverbios 29:17)

 

Así es, esto es verdad.  Muchos se sienten angustiados porque no saben qué hacer para ensenar a sus hijos a portarse bien, piensan que al permitir que sus hijos hagan todo lo que quieren es el mejor camino para ellos sean felices. Sin embargo es todo lo contrario, si realmente deseas ver a tus hijos felices es necesario que cumplas con la responsabilidad que tienen todos los padres de aplicar disciplina en la formación de sus hijos.

 

Es verdad que no es un trabajo fácil, se requiere firmeza de carácter y compasión por otro lado.

 

Mira lo que dice la Biblia.

 

Y vosotros, padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor”. (Efesios 6:4)

Así es, esto es verdad. Al aplicar disciplina se requiere firmeza de carácter pero no es necesario el abuso de autoridad.

En nuestro caso cuando aplicamos nuestra disciplina, les explicamos a nuestros niños la razón principal por la cual les estamos privando de algo que ellos disfrutan y que si vuelven a repetir la mala conducta estaremos volviendo a aplicar la consecuencia negativa de tal acción.

Mis amigos los niños entienden, si conversas con ellos y les explicas que es necesario obedecer las instrucciones en el hogar, porque eso les traerá grandes beneficios para ellos, podrán disfrutar de las cosas que más le agradan, como la piscina, el parque, las montañas, los helados, la computadora, etc. Es simple, no hay castigo físico.

 

Mis amigos es necesario tomar el tiempo para estar con Dios, es necesario estudiar la Biblia todos los días, no importa si son 15 minutos, lo importante es que lo estás haciendo, más adelante será un costumbre más en tu vida.  Es necesario pedirle sabiduría a Dios, para aprender a corregir a nuestros hijos de la mejor manera posible. 

Mira lo que dice la Biblia.

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada”. (Santiago 1:5)

Así es, esto es verdad. Pídele sabiduría a Dios para aprender a corregir e disciplinar a tus hijos.

 

Dios te siga bendiciendo…