¿Cómo Puedo Encontrar Una Oportunidad Para Ser Rico?

huerfanos

 

 

¿Cómo Puedo Encontrar

Una Oportunidad Para Ser Rico?

 

“Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis”. (Mateo 25:45)

 

 

¿Cómo se atreven aquellos a quienes Dios ha hecho sus mayordomos, a quienes ha confiado medios económicos, a sustraerlos a los necesitados discípulos de Cristo? Si así lo hacen, se los sustraen a Jesús.

 

¿Esperáis vosotros que Dios haga caer alimento del cielo para atender al necesitado?

 

¿No los ha puesto acaso entre vosotros, para ayudarles y bendecirlos por medio de vosotros?

 

¿No os ha hecho acaso sus instrumentos para realizar esta buena obra, a fin de probaros, y daros el privilegio de depositar tesoros en el Cielo?

 

 

Los niños que carecen de padres y madres son depositados en los brazos de la iglesia, y Cristo dice a sus seguidores: “Tomad estos niños destituidos; criadlos en mi lugar, y recibiréis vuestro salario”.

 

 

 

Mis amigos es el momento de comenzar a sembrar buena semilla, es el momento de mostrar nuestras convicciones y actuar en el nombre de Dios para bendecir a las personas que nos rodean con las bendiciones de nuestro Gran y Soberano Dios.

 

 

Ahora es el momento de sembrar. Haced ahora esfuerzos para ser ricos en buenas obras. Mira lo que dice la Biblia.

 

Que hagan bien, que sean ricos en buenas obras, dadivosos, generosos;  atesorando para sí buen fundamento para lo por venir, que echen mano de la vida eterna“. (1 Timoteo 6:18,19)

 

Así es, esto verdad. Dios nos ofrece la oportunidad de ser ricos en buenas obras, nunca se te olvide que este mundo es pasajero, nunca se te olvide que perteneces a una patria celestial, ese es tu futuro, Dios ha prometido grandes cosas para todas aquellas personas que colaboran con su causa en la proclamación del evangelio y sobre todo al colaborar con el aliviando el sufrimientos de las personas más necesitadas tales como proveer alimentos, ropa o brindando todo tipo de ayuda a nuestro prójimo.

 

 

Mis queridos amigos es el momento de despojarnos del egoísmo que reina en muchos corazones, y eso lo podemos lograr cuando dedicamos tiempo al pie de la cruz del calvario. No descuides el estudio de las sagradas escrituras, no descuides la comunicación con el cielo, no descuides las oportunidades que tienes para mostrar tus convicciones de que perteneces a la familia celestial.

 

Mira lo que dice la Biblia.

 

Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis”. (Mateo 25:40)

 

¿No deberíamos hacer con alegría todo lo posible para imitar la vida de nuestro divino Señor?

 

Muchos retroceden ante la idea de hacer algún sacrificio en favor de los demás. No están dispuestos a sufrir para ayudar a otros.

 

Jesús es nuestro ejemplo.

 

Cuando se hizo el pedido de que los hijos de Zebedeo se sentaran uno a la derecha y el otro a la izquierda de Jesús en su reino, el Señor contestó:

 

Entonces Jesús respondiendo, dijo: No sabéis lo que pedís. ¿Podéis beber del vaso que yo he de beber, y ser bautizados con el bautismo con que yo soy bautizado? Y ellos le dijeron: Podemos. Él les dijo: A la verdad, de mi vaso beberéis, y con el bautismo con que yo soy bautizado, seréis bautizados; pero el sentaros a mi derecha y a mi izquierda, no es mío darlo, sino a aquellos para quienes está preparado por mi Padre“. (Mateo 20:22,23)

 

¿Cuántos pueden responder: Podemos beber del vaso; podemos ser bautizados con el bautismo; y responder inteligentemente?

 

¿Cuántos imitan al gran Ejemplo?

 

Todos los que profesáis ser seguidores de Cristo, al dar este paso, os habéis comprometido a andar como él anduvo.

 

Muchos llamados cristianos dicen con sus actos. “No podemos vivir para beneficiar a los demás. Nuestra ocupación consiste en cuidar de nosotros mismos”.  Estas personas creen que los sufrimientos de las demás personas no le competen, no es asunto de ellos. Al igual que Caín dicen.

 

 

Eso, según creen, no es asunto de ellos. Con Caín dicen:

 

“Y Jehová dijo a Caín: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?”. (Génesis 4:9)

 

 

No están dispuestos a incomodarse ni a hacer ningún sacrificio en favor de los huérfanos, las viudas, los pobres, los que están en la cárcel, los que en los enfermos en los hospitales, los que viven en los acilos de ancianos.

 

En el día de Dios, aquellos a quienes el Cielo dio la oportunidad de

Salvar tendrán que rendir cuenta.

 

Mira lo que dice la Biblia.

Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis“. (Mateo 25:45)

 

Mi amigo, dedica el tiempo necesario para leer Isaías 58 hasta que tú vida y tu ministerio se encienda por la llama del Espíritu Santo que te impulsara a hacer buenas obras en beneficio de tu prójimo. Ahora si por esas cosas de la vida, pasara que sintieras que estas lejos de la bendición de tu Dios, regresa una vez más y enfócate en Isaías 58 y recuperas todo lo has perdido…

 

Mira lo que dice la Biblia.

“¿Es tal el ayuno que yo escogí, que de día aflija el hombre su alma, que incline su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y de ceniza? ¿Llamaréis esto ayuno, y día agradable a Jehová? ¿No es más bien el ayuno que yo escogí, desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas de opresión, y dejar ir libres a los quebrantados, y que rompáis todo yugo? ¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano? Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia. Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad;  y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan“. (Isaías 58:5-11)

One Reply to “¿Cómo Puedo Encontrar Una Oportunidad Para Ser Rico?”

  1. Tenemos que demostrar con nuestro testimonio que somos hijos renacidos que nuestro renacimiento no es en la carne sino en espiritu asi que el viejo hombre murio y que ya no vivimos ya que Cristo vive en nosotros. La mejor manera de demostrar esto es que las bendiciones que Dios nos da tenemos que compartir con los que estan viviendo en el mundo, y que no le conosen a Dios. Amen

Leave a Reply to Edgar Andrade Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *