Los Dos Libros De Dios – Parte II

2

 

Los Dos Libros De Dios 

Parte II

 

Testimonio de la naturaleza

y las Escrituras

 

5. ¿Por cual palabra se hizo todas las cosas en el cielo y la tierra? Salmos 33: 6-9; Génesis 1:3, 6, 9. Comparar Juan 1:1-3, 14.

Por la palabra de Jehová fueron hechos los cielos, y todo el ejército de ellos por el aliento de su boca. El junta como montón las aguas del mar; el pone en depósitos los abismos. Tema a Jehová toda la tierra; teman delante de él todos los habitantes del mundo. Porque él dijo, y fue hecho; el mandó, y existió“. (Salmos 33:6-9)

Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así“. (Genesis 1:3,9)

En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.  Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad“. (Juan 1:1-3,14)

 

6. ¿Cómo Jesús ilumina la naturaleza e interpretar correctamente sus lecciones? Mateo 6:25-34.

Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal”. (Mateo 6:25-34)

 

 

 

Misterios en ambos libros

 

7. ¿Qué dice Job sobre los conocimientos y el poder del Creador? Job 42:1-6. Compare Colosenses 2:2 (última parte), 3.

Respondió Job a Jehová, y dijo: Yo conozco que todo lo puedes, y que no hay pensamiento que se esconda de ti. ¿Quién es el que oscurece el consejo sin entendimiento? Por tanto, yo hablaba lo que no entendía; cosas demasiado maravillosas para mí, que yo no comprendía. Oye, te ruego, y hablaré; preguntaré, y tú me enseñarás. De oídas te había oído; mas ahora mis ojos te ven. Por tanto me aborrezco, y me arrepiento en polvo y ceniza“. (Job 42:1-6)

 

para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo, en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento“. (Colosenses 2:2,3)

 

8. ¿Por qué los saduceos se equivocaron en su comprensión religiosa? Mateo 22:23, 29.

Aquel día vinieron a él los saduceos, que dicen que no hay resurrección, y le preguntaron, entonces respondiendo Jesús, les dijo: Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios“. (Mateo 22:23,29)

Muchas personas desean entender todos los misterios y las cosas de Dios.

 

“Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo”. (Hebreos 3:12)

“Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios”. (1 Corintios 2:10)

 

“Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley”. (Deuteronomio 29:29)

 

 

9. ¿Qué dicen las Escrituras acerca de la revelación de Dios en Cristo? Hebreos 1:1-3.

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo; el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas“. (Hebreos 1:1-3)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *