¿Podrá Alguien Detener La Obra de Dios? #1

que_quieres_que_yo_haga_por_ti_

 

¿Podrá Alguien Detener La Obra de Dios? #1

 “Mas si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios” (Hechos 5:39)

 

Es interesante el mensaje para este día. Cada vez que encontramos una palabra o una frase que se repita dos, tres o más veces. Eso significa que hay un mensaje muy importante que Dios desea que le prestemos atención…

Una pregunta que Jesús  le hace al apóstol Pablo,  ¿Por qué me persigues?

Para poder entender la pregunta que Jesús le hace a Pablo debemos ir a la Biblia para conocer un poco más de la vida de Pablo.

 

¿Quién era Pablo antes de ser transformado por Cristo Jesús?

 

Pablo era un judío que nació en la ciudad de Tarso de Cicilia. Pablo recibió una de las mejores educaciones, estudio con el Dr. Gamaliel, Gamaliel era un renombrado erudito y respetado líder espiritual.  

Mira lo que dice la Biblia. 

Entonces levantándose en el concilio un fariseo llamado Gamaliel, doctor de la ley, venerado de todo el pueblo, mandó que sacasen fuera por un momento a los apóstoles, y luego dijo: Varones israelitas, mirad por vosotros lo que vais a hacer respecto a estos hombres. Porque antes de estos días se levantó Teudas, diciendo que era alguien. A éste se unió un número como de cuatrocientos hombres; pero él fue muerto, y todos los que le obedecían fueron dispersados y reducidos a nada. Después de éste, se levantó Judas el galileo, en los días del censo, y llevó en pos de sí a mucho pueblo. Pereció también él, y todos los que le obedecían fueron dispersados. Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; más si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios” (Hechos 5:34-39)

Así es, este era Gamaliel, el profesor de Pablo.

Yo de cierto soy judío, nacido en Tarso de Cilicia, pero criado en esta ciudad, instruido a los pies de Gamaliel, estrictamente conforme a la ley de nuestros padres, celoso de Dios, como hoy lo sois todos vosotros” (Hechos 22:3)

Así es, esto es verdad. Pablo era judío y también era ciudadano romano, sin embargo pablo tenía otro nombre. ¿Cuál era el otro nombre del apóstol Pablo?

Mira lo que dice la Biblia.

Entonces Saulo, que también es Pablo, lleno del Espíritu Santo, fijando en él los ojos, dijo: ¡Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor? Ahora, pues, he aquí la mano del Señor está contra ti, y serás ciego, y no verás el sol por algún tiempo. E inmediatamente cayeron sobre él oscuridad y tinieblas; y andando alrededor, buscaba quien le condujese de la mano” (Hechos 13:9-11)

Así es, Pablo también se le conocía como Saulo, así que ya conocemos un poco más de Pablo. Pero todavía hay algo más que conocer… Saulo pertenecía a la tribu de Benjamín.

Mira lo que dice la Biblia.

Digo, pues: ¿Ha desechado Dios a su pueblo? En ninguna manera. Porque también yo soy israelita, de la descendencia de Abraham, de la tribu de Benjamín” (Romanos 11:1) “circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible” (Filipenses 3:5,6), 

Así es, esto es verdad.  Pablo pertenecía al a tribu de benjamín hijo de José, descendiente de Jacob. 

 

Bueno creo que te estarás preguntando. ¿Cuál era el oficio de Pablo?

Ok… Mira lo que dice la Biblia.

Y como era del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas” (Hechos 18:3) Así es, el trabajo de Pablo era hacer tiendas, levantar carpas.

 

¿Cómo Pablo estaba Persiguiendo a Jesús?

 

Pablo no acepto que Jesús era el mesías, Para Pablo los conceptos y las prácticas de los fariseos era lo único que había que preservar, lo único que valía la pena practicar y ensenar a las demás personas.

Pablo había escuchado de Jesús, de los milagros que Jesús había hecho, Pablo sabia del evangelio de Jesús. Pero no acepto que Jesús era el mesías, no acepto lo que un grupo pequeño estaba transmitiendo, y Pablo decidió hacerles la guerra a las personas que hablaban y testificaban de Cristo Jesús.

Mira  lo que dice la Biblia.

Perseguía yo este Camino hasta la muerte, prendiendo y entregando en cárceles a hombres y mujeres; como el sumo sacerdote también me es testigo, y todos los ancianos, de quienes también recibí cartas para los hermanos, y fui a Damasco para traer presos a Jerusalén también a los que estuviesen allí, para que fuesen castigados” (Hechos 22:4,5)

Así es, esto es verdad.

Pablo perseguía a los seguidores de Jesús. Pablo quería demostrarle a los de su nación que él era el mejor defensor de su doctrina, pablo estaba resuelto en hacerse sobresalir entre todos sus compatriotas,

Mira lo que dice la Biblia.

Y Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote” (Hechos 9:1) ¿Comprendes? ¿Realmente comprendes el mensaje que Dios tiene para ti?

No sé si estoy escribiendo para alguien que piensa que los conceptos e ideas que tiene acerca de Dios, de la Iglesia están por encima de la voz de Dios. Tal vez estás pensando que lo que sabes de Dios y de la Biblia lo es todo, y ya no quieres seguir aprendiendo más de Dios, más de su Palabra,

Mira lo que dice la Biblia.

Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis sobrellevar. Pero cuando venga el Espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir. El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber” (Juan 16:12-14)

Así es, esto es verdad.

Nuestro Señor Jesús tiene muchas cosas que decirnos, muchas verdades que tal vez hoy en día no conozcamos, pero necesitamos conocer.

Jesús tiene mensajes que decirnos acerca del reino de Dios, acerca de su segunda venida, acerca de los mandamientos de la Ley de Dios, acerca de las profecías, nunca digas que ya lo sabes todo, nunca digas que ya no necesitas estudiar más de la Biblia, más de su Palabra, Recuerda lo que él dijo. “Aún tengo muchas cosas que deciros”

Así es esto es verdad. Hay un Gran Seminario acerca de las revelaciones del Apocalipsis que te muestran muchas de esas cosas que Jesús tiene que decirte, para que estés preparado para hacerle frente a los grandes acontecimientos que se avecinan para el pueblo de Dios en este planeta.

Así es, Pablo estaba persiguiendo a los seguidores de Jesús porque traían un mensaje diferente del que él conocía. Y llego el momento que Jesús le hace frente.

 

¿Por qué me persigues?

Así es, esto es verdad, puedes perseguir a los seguidores de Jesús, puedes hacerle guerra a los mensajes que Dios te envía, pero llegara un día en que Dios te va a hacer frente…

Pablo escucho de Jesús, pero Pablo le hizo guerra al mensaje de Dios. Pablo fue testigo y cómplice de la muerte de Estaban siervo de Dios,

Mira lo que dice la Biblia.

Y echándolo fuera de la ciudad, le apedrearon; y los testigos pusieron sus vestidos a los pies de un joven que se llamaba Saulo” Hechos 7:58

Y cuando se derramaba la sangre de Esteban tu testigo, yo mismo también estaba presente, y consentía en su muerte, y guardaba las ropas de los que le mataban” (Hechos 22:20)

Así es, pablo estaba persiguiendo sin saberlo al hijo de Dios, yo no sé si estoy escribiendo para alguien que sin saberlo está persiguiendo a Jesús. Mis amigos Saulo sin saberlo le hizo guerra a Dios, y llego el día que Dios decidió hacerle frente a este hombre y mira lo que dice la Biblia.

Más yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer” (Hechos 9:3-6)

Así es, esto es verdad. Pablo fue rodeado por un resplandor de la luz del cielo y se cayó al suelo.

Mis amigos Pablo quedo ciego… y escucho la voz que lo llamaba por su nombre… Saulo, Saulo, ¿Por qué me persigues?

Dios te conoce perfectamente, Dios sabe que es lo que estás pensando, Dios sabe que es lo que estás haciendo en estos momentos, él lo conoce todo…

Así es, esto es verdad. Pablo cayó al suelo y quedo ciego…

Mira lo que dice la Biblia.

Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, mas sin ver a nadie. Entonces Saulo se levantó de tierra, y abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en Damasco, donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió” (Hechos 9:7-9)

Así es, esto es verdad.  Pablo abrió los ojos y no veía nada, el quedo ciego y Jesús lo confronta.

Mira lo que dice la Biblia.

Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón” (Hechos 9:5)

Así es, Jesús lo reprende, lo confronta, sabes una cosa, para muchas personas le es difícil aceptar la verdad, es difícil que otra persona venga y te reprenda por los errores que estás haciendo, e incluso es difícil para muchos siervos y siervas de Dios reprender o corregir a otras personas por los errores que están cometiendo contra Dios, no es fácil, hay muchas personas que te van a odiar, que te van a hacer la guerra simplemente porque no aceptan la corrección, porque no aceptan que nadie les diga nada..

Pero mis amigos, nuestro Señor Jesús reprendió a Pablo y mira lo que dice la Biblia.

El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer” (Hechos 9:6)

Así es, esto es verdad.

Esta es  la pregunta más importante que debemos hacerle a nuestro Señor Jesús. ¿Qué quieres que yo haga?

 

¿Qué quieres que yo haga?

 

Así es, ahora Pablo le hace la pregunta más importante
que un ser humano puede hacerle a nuestro Señor Jesús.

¿Qué quieres que yo haga?

Así es, Pablo arrepentido le hace la siguiente pregunta a Jesús. ¿Qué quieres que yo haga?

Y mira lo que dice la Biblia.

El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer” (Hechos 9:6)

Así es, “el Señor le dice: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer”

Así es, Pablo tenía que hacer algo. Tenía que levantarse y entrar en la ciudad, porque allí iba a recibir las instrucciones que tenía que hacer.

Mis amigos cuando estés interesado en conocer de la voluntad de Dios, cuando estés interesado en saber lo que Dios quiere que tu hagas, él te va enviar personas para que te expliquen lo que necesitas conocer, para que puedas aprender más de las cosas de Dios, más de su Palabra, más de su voluntad.

Jesús pudo decirle todo lo que necesitaba saber, pero envió a Pablo a un hombre llamado Ananías.

Mira lo que dice la Biblia.

 “Y el Señor le dijo: (Ananías) Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso: porque he aquí, él ora” (Hechos 9:11)

Así es, esto es verdad.

Jesús podía decir a Pablo todo lo que necesitaba saber, pero el escogió a un ser humano para que le diera las instrucciones necesarias para su nuevo trabajo…

Mis amigos, Dios tiene el poder para hacer llegar el evangelio, las verdades de la Biblia a todas las personas, en un instante, en un segundo, pero en su plan de salvación se contempla la participación de los seres humanos.

Así es, esta obra les corresponde a todas las personas que conocen de Jesús, de sus Palabras, necesitan anunciarles al mundo las cosas que han aprendido de Dios… 

Mira lo que dice la Biblia.

Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo. Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado” (Hechos 9:17,18)

Así es, esto es verdad. Pablo recobro la vista, fue lleno del Espíritu Santo y fue bautizado. ¡Gloria a Dios! el perseguidor fue transformado, y todo persona que conoce de Jesús es un misionero. 

Mira lo que dice la Biblia.

En seguida predicaba a Cristo en las sinagogas, diciendo que éste era el Hijo de Dios. Y todos los que le oían estaban atónitos, y decían: ¿No es éste el que asolaba en Jerusalén a los que invocaban este nombre, y a eso vino acá, para llevarlos presos ante los principales sacerdotes? Pero Saulo mucho más se esforzaba, y confundía a los judíos que moraban en Damasco, demostrando que Jesús era el Cristo” (Hechos 9:20-22)

Así es, esto es verdad.

La Biblia dice que “enseguida predicaba a Cristo”, así es,  Pablo comenzó a proclamar el nombre de Jesús rápidamente.

No tienes que esperar meses, semanas, o años para anunciar el nombre de Dios, para proclamar las palabras de Dios, así como el apóstol Pablo tienes el privilegio de hacerlo rápidamente. 

Mi Dios tiene grandes cosas para ti.

Es mi deseo que el Todopoderoso te bendiga grandemente…

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *