15 – REVELACIONES DEL APOCALPSIS – FACIL DE COMPRENDER

15

 

 

¿Qué Profecía Revela

La Hora Del Juicio?

 

 

En nuestro estudio anterior vimos que la ceremonia de la purificación del Santuario terrenal era símbolo del juicio investigador previo a la segunda venida de Nuestro  Señor  Jesucristo. Apocalipsis 14: 6, 7 nos revela dos cosas: a) que hay una hora en la que comenzaría el juicio en el cielo y b) que habría en la tierra quienes lo anunciarían.

 

Los libros de Daniel y Apocalipsis se complementan maravillosamente. El primero de ellos tiene una impresionante profecía la cual dice cuándo ocurrirá la purificación del santuario (juicio investigador) y la restauración de la verdad que había sido echada por tierra por el anticristo.

 

 

 

Lo Que Dios Revelo

 

 

 

1. ¿Cuándo sería purificado el santuario? Daniel 8:12-14

Y a causa de la prevaricación le fue entregado el ejército junto con el continuo sacrificio; y echó por tierra la verdad, e hizo cuanto quiso, y prosperó. Entonces oí a un santo que hablaba; y otro de los santos preguntó a aquel que hablaba: ¿Hasta cuándo durará la visión del continuo sacrificio, y la prevaricación asoladora entregando el santuario y el ejército para ser pisoteados? Y él dijo: Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado“. (Daniel 8:12-14)

 

NOTA:

Un día profético (o una tarde y una mañana) ha sido interpretado bíblicamente como equivalente a un año literal o real, por ejemplo en “Cumplidos éstos, te acostarás sobre tu lado derecho segunda vez, y llevarás la maldad de la casa de Judá cuarenta días; día por año, día por año te lo he dado. Al asedio de Jerusalén afirmarás tu rostro, y descubierto tu brazo, profetizarás contra ella”. (Ezequiel 4:6,7) y Números 14: 34.  “Conforme al número de los días, de los cuarenta días en que reconocisteis la tierra, llevaréis vuestras iniquidades cuarenta años, un año por cada día; y conoceréis mi castigo”. (Números 14:34) Ese lenguaje es familiar en la Santa Biblia (ejemplo, “Y contarás siete semanas de años, siete veces siete años, de modo que los días de las siete semanas de años vendrán a serte cuarenta y nueve años”. (Levítico 25:8)

 

 

 

 

2. ¿A partir de qué fecha comenzarían a contarse los 2.300 días profetices (años)? Daniel 9: 25

Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos“. (Daniel 9:25)

 

NOTA:

Esdras, capitulo 7, deja constancia de que el decreto de Artajerjes, fue en el año 457 AC. Las 70 semanas son la primera parte de la profecía de los 2.300 días y predicen sucesos que ocurrirían en la tierra. Por eso fueron dadas, entre otras cosas, como un sello de garantía de la validez de la profecía (“Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos”. (Daniel 9:24) para darnos confianza en la parte de la profecía que se cumpliría en el cielo, donde nuestros ojos no pueden ver.

 

Ambos períodos comienzan simultáneamente. Por lo tanto, los 2.300 días comenzaron en el año 457 AC y se extienden hasta el año 1844 DC. En esa fecha sería purificado el Santuario celestial y la verdad será restaurada en la tierra.

 

 

 

El Sello De Garantía Que Dios Puso En La Profecía

 

 

 

3. ¿Cómo podemos comprobar históricamente que el sello de garantía de los 2.300 días (las 70 semanas) se cumplió? Daniel 9:23-27

Al principio de tus ruegos fue dada la orden, y yo he venido para enseñártela, porque tú eres muy amado. Entiende, pues, la orden, y entiende la visión. Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. Sabe, pues, y entiende, que desde la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusalén hasta el Mesías Príncipe, habrá siete semanas, y sesenta y dos semanas; se volverá a edificar la plaza y el muro en tiempos angustiosos. Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones. Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador“. (Daniel 9:23-27)

 

Respuesta: (las letras que aparecen entre paréntesis en la respuesta: a) b) etc., coinciden con las mismas letras en el diagrama que sigue y le ayudarán a encontrar más fácilmente los acontecimientos que se mencionan).

 

Las 70 semanas comienzan junto con los 2.300 días en el año 457 AC.

(a) Con el decreto de Artajerjes. Al cumplirse las 7 semanas de años iniciales del período de 70 semanas se reconstruiría la plaza y el muro de Jerusalén.

 

(b) Esto ocurrió en el 408 AC. A partir de esa fecha habría otras 62 semanas de años (434 años más) hasta que se manifestase el Mesías (Daniel 9: 24 última parte, 25). Eso nos lleva hasta el año 27 DC

 

(c) que es el 15 de Tiberio César y el 780 de Roma. En ese año Jesús fue bautizado en el Jordán, ungido por el Espíritu Santo, y comenzó su ministerio público como el Mesías (que quiere decir ungido). Lucas 3: 1-3, 21, 22; “En el año decimoquinto del imperio de Tiberio César, siendo gobernador de Judea Poncio Pilato, y Herodes tetrarca de Galilea, y su hermano Felipe tetrarca de Iturea y de la provincia de Traconite, y Lisanias tetrarca de Abilinia, y siendo sumos sacerdotes Anás y Caifás, vino palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. Y él fue por toda la región contigua al Jordán, predicando el bautismo del arrepentimiento para perdón de pecados, Aconteció que cuando todo el pueblo se bautizaba, también Jesús fue bautizado; y orando, el cielo se abrió, y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia”. (Lucas 3:1-3, 21,22), Hechos 10: 37, 38″Vosotros sabéis lo que se divulgó por toda Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo que predicó Juan: cómo Dios ungió con el Espíritu Santo y con poder a Jesús de Nazaret, y cómo éste anduvo haciendo bienes y sanando a todos los oprimidos por el diablo, porque Dios estaba con él”. (Hechos 10:37,38). A partir del bautismo de Jesús, resta una semana de años de los 70. En ella se quitaría la vida al Mesías (Daniel 9: 26, “Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones”. (Daniel 9:26). Esa muerte redentora que “confirmaría el pacto a muchos”, y que acabaría con los sacrificios que fueron símbolo del sacrificio de Jesús, ocurriría a la mitad de la semana de años

 

(d) (Daniel 9: 27Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador”. (Daniel 9:27), o sea, tres años y medio después del bautismo. Y eso es exactamente lo que ocurrió en el año 31 DC. En el año 34

 

(e) se acabaría el tiempo separado especialmente para los judíos (“Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos”. (Daniel 9:24). Durante el cumplimiento de las 70 semanas Jesús habría mandado a sus discípulos “a las ovejas perdidas de la casa de Israel” (“A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis”. (Mateo 10:5) pero profetizó que ese privilegio pasaría a los gentiles, no judíos (“A estos doce envió Jesús, y les dio instrucciones, diciendo: Por camino de gentiles no vayáis, y en ciudad de samaritanos no entréis, sino id antes a las ovejas perdidas de la casa de Israel”. (Mateo 10:5,6). Por eso es que después del año 34 San Pablo predica que había llegado el tiempo de volverse a los gentiles (“Entonces Pablo y Bernabé, hablando con denuedo, dijeron: A vosotros a la verdad era necesario que se os hablase primero la palabra de Dios; mas puesto que la desecháis, y no os juzgáis dignos de la vida eterna, he aquí, nos volvemos a los gentiles”. (Hechos 13:46). “Y el príncipe de un pueblo que iba a venir” (los romanos), hasta el fin de la guerra destruiría Jerusalén y su santuario. Lo cumplió Tito, general romano.

 

(f) Las 70 semanas se cumplieron minuciosamente, poniendo así su sello de autenticidad al resto de la profecía que se cumpliría en el cielo, más allá de nuestros ojos: e) comienzo del juicio investigador en 1844

 

 

 

 

La Profecía Que Habla

Del Santuario Que Juan Vio

En El Cielo

 

4. ¿Qué seguridad tenemos de que el santuario que sería purificado en 1844 es el Santuario celestial? Mateo 27: 50,51; Hebreos 9: 23, 24; Apocalipsis 11:19.

 Más Jesús, habiendo otra vez clamado a gran voz, entregó el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo; y la tierra tembló, y las rocas se partieron”. (Mateo 27:50,51)

Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos. Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios“. (Hebreos 9:23,24)

Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo. Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo“. (Apocalipsis 11:19)

 

Respuesta: La validez del santuario terrenal acabó con la muerte de Cristo en la cruz. Mateo 27: 50 dice que en ese momento ” el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo ” (fue en el año 31 D.C.).

 

La copa de la paciencia de Dios para con la nación judía fue derramada al finalizar las 70 semanas (año 34 DC., Daniel 9: 24, 27 “Setenta semanas están determinadas sobre tu pueblo y sobre tu santa ciudad, para terminar la prevaricación, y poner fin al pecado, y expiar la iniquidad, para traer la justicia perdurable, y sellar la visión y la profecía, y ungir al Santo de los santos. Y por otra semana confirmará el pacto con muchos; a la mitad de la semana hará cesar el sacrificio y la ofrenda. Después con la muchedumbre de las abominaciones vendrá el desolador, hasta que venga la consumación, y lo que está determinado se derrame sobre el desolador”. (Daniel 9:24,27). Ese templo sería destruido por los romanos (“Y después de las sesenta y dos semanas se quitará la vida al Mesías, mas no por sí; y el pueblo de un príncipe que ha de venir destruirá la ciudad y el santuario; y su fin será con inundación, y hasta el fin de la guerra durarán las devastaciones”. (Daniel 9:26). Considerando que la purificación del santuario sería en 1844, queda claro que para ese entonces ya no tendría vigencia el santuario terrenal. Por eso es que San Pablo dice en Hebreos 9: 23, 24 “Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos. Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios”. (Hebreos 9:23,24)

 

 

Recordemos que en la segunda parte de Apocalipsis 11, donde se relatan sucesos previos a la segunda venida de Cristo (tiempo del juicio investigador) dice que Juan vio que (Apocalipsis 11: 19) “Y el templo de Dios fue abierto en el cielo, y el arca de su pacto (está en el Lugar Santísimo) se veía en el templo. Y hubo relámpagos, voces, truenos, un terremoto y grande granizo”. (Apocalipsis 11:19) Recordemos que sólo en el día de la purificación del santuario (símbolo del juicio investigador) el sumo sacerdote entraba en el Santísimo. Evidentemente allí entró Jesús en 1844.

 

 

 

5. ¿Cómo quedarían algunos aspectos proféticos de Daniel hasta que llegase el tiempo del fin? Daniel 12: 4

Pero tú, Daniel, cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin. Muchos correrán de aquí para allá, y la ciencia se aumentará“. (Daniel 12:4)

 

Cerca del año en que comenzaría el juicio investigador muchos estudiosos de la Biblia descubrieron la fecha, pero debido a las tradiciones teológicas de sus días pensaron que la purificación del santuario era el regreso de Jesús a esta tierra. Por eso vivieron el chasco de 1844. Lo que más sorprende al respecto es descubrir que hay una profecía en Apocalipsis donde revela que Dios los condujo al chasco con un propósito muy especial.

 

 

 

 

La Profecía Acerca

Del Chasco

 

 

 

6. En Daniel 12 se ordenó cerrar la profecía “hasta el tiempo del fin”. ¿Cómo aparece en el tiempo del fin el librito profetice que estaba en la mano del ángel? Apocalipsis 10:1, 2

Vi descender del cielo a otro ángel fuerte, envuelto en una nube, con el arco iris sobre su cabeza; y su rostro era como el sol, y sus pies como columnas de fuego. Tenía en su mano un librito abierto; y puso su pie derecho sobre el mar, y el izquierdo sobre la tierra”. (Apocalipsis 10:1,2)

NOTA:

Después de la descripción de una solemne escena de juramento en la que se señala que en el tiempo del fin se consumaría el misterio de la salvación de Dios (Apocalipsis 10: 3-7″y clamó a gran voz, como ruge un león; y cuando hubo clamado, siete truenos emitieron sus voces. Cuando los siete truenos hubieron emitido sus voces, yo iba a escribir; pero oí una voz del cielo que me decía: Sella las cosas que los siete truenos han dicho, y no las escribas. Y el ángel que vi en pie sobre el mar y sobre la tierra, levantó su mano al cielo, y juró por el que vive por los siglos de los siglos, que creó el cielo y las cosas que están en él, y la tierra y las cosas que están en ella, y el mar y las cosas que están en él, que el tiempo no sería más, sino que en los días de la voz del séptimo ángel, cuando él comience a tocar la trompeta, el misterio de Dios se consumará, como él lo anunció a sus siervos los profetas”. (Apocalipsis 10:10:3-7), se le dice al apóstol San Juan, representando a los creyentes, que entre en la escena profética

 

 

 

7. ¿Qué acción que se le ordenó realizar a San Juan es símbolo de un chasco? Apocalipsis 10:8,9

La voz que oí del cielo habló otra vez conmigo, y dijo: Ve y toma el librito que está abierto en la mano del ángel que está en pie sobre el mar y sobre la tierra.  Y fui al ángel, diciéndole que me diese el librito. Y él me dijo: Toma, y cómelo; y te amargará el vientre, (chasco) pero en tu boca será dulce como la miel“. (Apocalipsis 10:8,9)

NOTA:

Aquí no dice que el remanente fiel representado por San Juan estuviese haciendo algo indebido. Fue Dios quien le ordenó hacerlo y lo hizo por una importante razón que veremos en este estudio.

 

 

 

8. ¿Qué declaración de la profecía indica que el remanente fiel efectivamente habría de pasar por la experiencia del chasco? Apocalipsis 10:10

Entonces tomé el librito de la mano del ángel, y lo comí; y era dulce en mi boca como la miel, pero cuando lo hube comido, amargó mi vientre“. (Apocalipsis 10:10)

 

NOTA:

La idea de que Jesús habría de volver en 1844 les fue dulce como miel; la devoraron. Pero el chasco los amargó intensamente El chasco no fue por falta de revelación puesto que la Santa Biblia decía que Jesús no es sacerdote del santuario de la tierra sino del celestial (Hebreos 8: 1. 2, 4, 5; 9: 23, 24).

“Ahora bien, el punto principal de lo que venimos diciendo es que tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos, ministro del santuario, y de aquel verdadero tabernáculo que levantó el Señor, y no el hombre. Así que, si estuviese sobre la tierra, ni siquiera sería sacerdote, habiendo aún sacerdotes que presentan las ofrendas según la ley; los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el tabernáculo, diciéndole: Mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte”. (Hebreos 8:1,4 4,5)

“Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales fuesen purificadas así; pero las cosas celestiales mismas, con mejores sacrificios que estos. Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios”. (Hebreos 9:23,24)

 

 

 

9. ¿Hay antecedentes bíblicos de algún otro chasco? (Lucas 24:13-35, 44-48)

Respuesta: Sí, el chasco de la cruz. Aunque Jesús les había dicho que moriría, ellos no lo entendieron porque esperaban que se manifestase con el poder que habrá de tener en su segunda venida. Por eso es que en la hora de la crucifixión experimentaron un amargo chasco que desanimó a los no sinceros mientras impulsaba a una actitud de estudio e investigación desesperante a los creyentes honestos.

Hay varios paralelos significativos entre la experiencia de los chasqueados discípulos y los de 1844. Los creyentes que quedaron como remanente del chasco de la cruz.

a) experimentaron un angustioso chasco que los dejó fuera de su congregación judía;

b) Jesús les abrió el sentido para que comprendiesen lo que ya estaba escrito (Lucas 24: 44, 45, “Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos. Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras”.)

c) produciéndose el redescubrimiento de verdades bíblicas echadas por tierra por las tradiciones (Lucas 24: 25-27 “Entonces él les dijo: ¡Oh insensatos, y tardos de corazón para creer todo lo que los profetas han dicho! ¿No era necesario que el Cristo padeciera estas cosas, y que entrara en su gloria? Y comenzando desde Moisés, y siguiendo por todos los profetas, les declaraba en todas las Escrituras lo que de él decían”).

d) Recibieron la orden de predicar lo que descubrieron por revelación en las Sagradas  Escrituras (Lucas 24: 45-48 “Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Cristo padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas”).

 

 

 

10. ¿Qué debía hacer el remanente fiel que surgiría del chasco de 1844? Apocalipsis 10:11

Y él me dijo: Es necesario que profetices otra vez sobre muchos pueblos, naciones, lenguas y reyes“. (Apocalipsis 10:11)

(Lo mismo que se les pidió a los creyentes que quedaron como remanente fiel tras el chasco de la cruz.)

 

NOTA:

Así como los apóstoles amaban a su iglesia judía y no pensaban dejarla, los que pasaron por el chasco no tenían intención de formar una nueva iglesia. Pero sus congregaciones tenían muchos errores doctrinales introducidos por el anticristo durante la edad media, y carecían del conocimiento de algunas verdades bíblicas esenciales. Además, muchos no sinceros se unieron al movimiento por temor al juicio que venía, convirtiéndose en pesado lastre. Así no podrían predicar el evangelio eterno puro y completo.

Por eso Dios usó el extraño método que ya había utilizado con buenos resultados en la hora de la cruz:

a) Permitió que vivieran el chasco.

b) Así fueron expulsados de sus diversas congregaciones y se encontraron en la calle formando tácitamente una nueva, con un común denominador: investigación sincera, desesperante de la Santa Biblia en busca de luz y respuestas celestiales. Y la recibieron.

c) Redescubrieron las verdades echadas por tierra.

d) Estuvieron en condiciones de cumplir con el cometido de predicar (como lo hiciera la iglesia primitiva) a todo el mundo. Y lo están haciendo, en obediencia a la orden divina expresada en la profecía.

 

 

 

 

11. ¿Qué mensaje definido debía predicar el remanente fiel? Apocalipsis 14: 6-12

Vi volar por en medio del cielo a otro ángel, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los moradores de la tierra, a toda nación, tribu, lengua y pueblo,  diciendo a gran voz: Temed a Dios, y dadle gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. Otro ángel le siguió, diciendo: Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación. Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,  él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús”. (Apocalipsis 14:6-12)

 

NOTA:

Los adventistas del séptimo día tienen a su favor el hecho de ser el único movimiento religioso surgido en la hora profética (1844) de acuerdo al molde profético del chasco predicho en Apocalipsis 10 y con la restauración de las verdades bíblicas que habían sido echadas por tierra por el anticristo, anunciando a todo el mundo el mensaje profético  de los 3 ángeles de Apocalipsis 14. Por eso es que no tienen dudas en cuanto a su identidad como el remanente fiel que espera el retorno de Jesús.

 

 

 

Mi Decisión:

Siendo que estamos viviendo los momentos solemnes del juicio investigador, previo a la segunda venida de Cristo, entrego mi vida al Señor pidiéndole que como mi Abogado defensor, interceda ante Dios el Padre y que me de fuerzas para ser parte de su remanente fiel.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *