20 – REVELACIONES DEL APOCALPSIS – FACIL DE COMPRENDER

20

 

¿Por qué Caerán

Las Siete Últimas plagas?

 

 

“Dios es amor” (1 Juan 4: 8). A pesar de ello, cuando el diablo se rebeló, negó ese rasgo de carácter de Dios y lo acusó de injusto, aludiendo que exigir fidelidad y obediencia a la Santa Ley era ausencia de amor. Cuando finalmente consiguió que el ser humano viviera al margen de la ley, o sea que viviera en pecado (1 Juan 3: 4), y por el pecado entrara el dolor (Isaías 24: 4-6) y finalmente la muerte (Romanos 5: 12, 19), consiguió que se acusara a Dios de injusto por no acabar con todo eso. Pero en la cruz Dios exhibió incuestionablemente su justicia y su misericordia. Fue tan justo que no pudo tolerar el pecado, por lo que castigó el pecado en Cristo, nuestro sustituto (Isaías 53: 6). Al mismo tiempo expresó tanto amor “que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, más tenga vida eterna” (Juan 3: 16). Sí, en la cruz de Cristo, “la misericordia y la verdad se encontraron; la justicia y la paz se besaron” (Salmos 85: 10).

 

Pero todavía Satanás sigue infiltrando calumnias contra el carácter de Dios. “Si es bueno -dicen algunos-, ¿por qué va a castigar y destruir?” “Si es Justo -dicen otros-, ¿por qué deja que continúe el pecado?” Pero la Santa Biblia aclara ambos puntos. El Señor “es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguna perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento” (2 Pedro 3: 9). Al mismo tiempo Él dice: “Yo reprendo y castigo a todos los que amo: sé pues celoso y arrepiéntete” (Apocalipsis 3:19). Finalmente, agotados los recursos conducentes al arrepentimiento, en un acto de misericordia, y por amor de su justicia, Dios tendrá que hacer “su extraña obra” (Isaías 28: 21) destruyendo a quienes escogieron vivir al margen de los principios que imperarán en el reino eterno. (Porque Dios es tan justo y misericordioso que respeta el libre albedrío y tendrá que permitir que caigan sobre los rebeldes las consecuencias de lo que ellos decidieron.) Podemos hablar de dos momentos en los cuales el amor se expresará en el extraño lenguaje del castigo: Antes del milenio y después del milenio.

 

 

 

Antes Del Milenio,

Las Siete Ultimas Plagas

 

 

 

1. ¿Qué dos realidades en contraste quedarán en evidencia al caer las plagas predichas en el Apocalipsis? Apocalipsis 16:1-11

Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios. Fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra, y vino una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen. El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y éste se convirtió en sangre como de muerto; y murió todo ser vivo que había en el mar. El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre. Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen.  También oí a otro, que desde el altar decía: Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos. El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, al cual fue dado quemar a los hombres con fuego. Y los hombres se quemaron con el gran calor, y blasfemaron el nombre de Dios, que tiene poder sobre estas plagas, y no se arrepintieron para darle gloria. El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia; y su reino se cubrió de tinieblas, y mordían de dolor sus lenguas, y blasfemaron contra el Dios del cielo por sus dolores y por sus úlceras, y no se arrepintieron de sus obras”. (Apocalipsis 16:1-11)

 

a. Con respecto a aquellos que rechazaron la gracia de Dios (Apocalipsis 16: 9, 11):

 

b. Con respecto al carácter de Dios (16: 5-7): Ellos derramaron la sangre inocente sobre la tierra.

 

NOTA:

Desde que entró el pecado “hemos llegado a ser espectáculo al mundo, a los ángeles y a los hombres” (1 Corintios 4: 9). La cruz de Cristo, la forma como Dios manejó el drama del pecado y su carácter reflejado en el remanente fiel acabará reivindicando el carácter de Dios ante el universo. De allí las correctas conclusiones a las que se arribarán cuando caigan las 7 postreras plagas:

 

 

 

2. ¿Sobre quiénes caerán las 7 últimas plagas? Apocalipsis 16:1-21

a. (Apocalipsis 16: 2) sobre tierra.

Fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra, y vino una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen” (Apocalipsis 16:2)

 

b. (Apocalipsis 16: 3) sobre  el mar.

El segundo ángel derramó su copa sobre el mar, y éste se convirtió en sangre como de muerto; y murió todo ser vivo que había en el mar“. (Apocalipsis 16:3)

 

c. (Apocalipsis 16: 4-6) sobre  los ríos, y sobre las fuentes de las aguas.

El tercer ángel derramó su copa sobre los ríos, y sobre las fuentes de las aguas, y se convirtieron en sangre. Y oí al ángel de las aguas, que decía: Justo eres tú, oh Señor, el que eres y que eras, el Santo, porque has juzgado estas cosas. Por cuanto derramaron la sangre de los santos y de los profetas, también tú les has dado a beber sangre; pues lo merecen“. (Apocalipsis 16:4,6)

 

d. (Apocalipsis 16:8) sobre el sol.

El cuarto ángel derramó su copa sobre el sol, al cual fue dado quemar a los hombres con fuego“. (Apocalipsis 16:8)

 

e. (Apocalipsis 16:10) sobre el trono de la bestia

El quinto ángel derramó su copa sobre el trono de la bestia; y su reino se cubrió de tinieblas, y mordían de dolor sus lenguas“. (Apocalipsis 16:10)

 

f. (Apocalipsis 16:12) sobre el gran río Éufrates.

El sexto ángel derramó su copa sobre el gran río Éufrates; y el agua de éste se secó, para que estuviese preparado el camino a los reyes del oriente“. (Apocalipsis 16:12)

 

g. (Apocalipsis 16: 17, 19, 21) sobre  el aire.

El séptimo ángel derramó su copa por el aire; y salió una gran voz del templo del cielo, del trono, diciendo: Hecho está. Y la gran ciudad fue dividida en tres partes, y las ciudades de las naciones cayeron; y la gran Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira. Y cayó del cielo sobre los hombres un enorme granizo como del peso de un talento; y los hombres blasfemaron contra Dios por la plaga del granizo; porque su plaga fue sobremanera grande“. (Apocalipsis 16:17, 19,21)

 

NOTA:

Las plagas expresan la ira santa de Dios para con aquellos que tengan la marca de la bestia (Apocalipsis 16: 2) y sobre el trono de la bestia (Apocalipsis 16: 10), preparando el camino para la batalla del Armagedón (Apocalipsis 16: 12) y dividiendo la triple alianza del espiritismo, catolicismo y protestantismo apóstata (Apocalipsis 16: 13, 14, 19). Estas plagas caerán sucesivamente pero en un período corto, pues cuando caiga la quinta plaga los hombres todavía estarán sufriendo los efectos de la primera (Apocalipsis 16: 2, 11)

 

 

 

3. ¿Quiénes escaparán de las plagas? Apocalipsis 15: 2, 3. Véase también Apocalipsis 7: 2, 3 y 9: 4.

Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos“. (Apocalipsis 15:2,3)

Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios“. (Apocalipsis 7:2,3)

Y se les mandó que no dañasen a la hierba de la tierra, ni a cosa verde alguna, ni a ningún árbol, sino solamente a los hombres que no tuviesen el sello de Dios en sus frentes“. (Apocalipsis 9:4)

 

NOTA:

Dios es justo y protegerá a quienes aceptaron el regalo de su gracia, ofrecido con todo amor (Apocalipsis 12: 11). Aquellos redimidos de Cristo que aceptaron el sello de Dios y rechazaron la marca del anticristo no serán castigados con las siete postreras plagas (Salmos 12: 7; Isaías 32: 18, 19: Salmos 91: 10, 11, 15) Los salvados alabarán al Señor por la liberación (Apocalipsis 15:3-6). “Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado. Después de estas cosas miré, y he aquí fue abierto en el cielo el templo del tabernáculo del testimonio y del templo salieron los siete ángeles que tenían las siete plagas, vestidos de lino limpio y resplandeciente, y ceñidos alrededor del pecho con cintos de oro”. (Apocalipsis 15:3-6)

 

 

No Habrá Otra Oportunidad

Para Quienes

Rechacen La Gracia Ahora

 

 

La Santa Biblia dice “que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9: 28). En Apocalipsis 15: 7, 8 dice que cuando los siete ángeles recibieron las “siete copas de oro, llenas de la ira de Dios”, “el templo donde Jesús intercede durante el juicio se llenó de humo por la gloria de Dios y por su poder; y nadie podía entrar en el templo hasta que se hubiesen cumplido las siete plagas”, lo que nos sugiere que para entonces habrá pasado el tiempo de gracia y preparación; ya no habrá entrada al trono de gracia.

 

 

 

4. ¿Qué solemne anuncio, que hará Jesús al final del Juicio investigador, demuestra que habrá un momento en el que se cerrará la puerta de la gracia y Él vendrá a esta tierra como Juez? Apocalipsis 22:11, 12

El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía. He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra“. (Apocalipsis 22:11,12)

 

 

Después Del Milenio,

El Lago De Fuego Y Azufre

 

 

En el Apocalipsis Jesús le mencionó a Juan 15 veces el lago de fuego para que entendiéramos que era una parte necesaria del plan de salvación para abolir el pecado y preparar un lugar seguro para el remanente fiel. Pedro también habla de esto al declarar: “sabe el Señor librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio” (2 Pedro 2: 9). Cuando Pedro dice que serán castigados en el día del juicio está destacando que Dios es justo. No lanza a nadie al fuego sin que primero haya sido juzgado y condenado. Esto coincide con lo que dice Nuestro  Señor Jesucristo (Mateo 13: 40-42) y con Apocalipsis 20, donde queda claro que el fuego no es ahora, sino después del milenio.

 

 

 

5. ¿Qué caerá sobre los seguidores de Satanás cuando rodeen la Nueva Jerusalén, al final del milenio? Apocalipsis 20:9, 10

Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió. Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos“. (Apocalipsis 20:9,10)

 

NOTA:

2 Pedro 3: 10-12 hace pensar en que ese fuego incendiará toda la tierra.

“Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán!”. (2 Pedro 3:10-12)

 

 

6. ¿Para quién, especialmente, está preparado ese lago de fuego? Mateo 25:41

Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles“. (Mateo 25:41)

 

NOTA:

Así como el cáncer debe ser eliminado o de lo contrario se multiplicaría hasta causar muerte y destrucción, el pecado, que es la desobediencia de la ley (1 Juan 3: 4) debe ser erradicado, o de lo contrario trastornaría el universo. Si yo insisto en contaminarme con el pecado es lógico que sea destruido con él. Dios no puede permitir que el pecado contamine el nuevo reino que establecerá, por eso es que acabará con el pecado; con su instigador y con sus adherentes Apocalipsis 20: 15 dice que los que no se encuentren inscritos en el libro de la vida serán lanzados al lago de fuego.

“Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego”. (Apocalipsis 20:15)

 

 

 

 

Un Fuego Eterno En Sus Consecuencias

 

 

Cuando el Apocalipsis habla de un fuego eterno lo hace en un lenguaje que ha confundido a aquellos que creen que durará toda la eternidad. Afortunadamente en el mismo libro se explica lo que Dios quiso decir, por lo que no nos quedarán dudas al respecto Dios no está diciendo que por 80 años de pecados arderán los millones de millones de años de la eternidad sin fin pues el Señor viene a “recompensar a cada uno según sea su obra” (Apocalipsis 22: 12) Dice que arderán en un fuego del cual no se puede escapar, porque es de consecuencias eternas (Ejemplo: Isaías 47: 14)

 

 

 

7. ¿Qué experimentarán en el lago de fuego los adherentes del pecado? Apocalipsis 21:8; Malaquías 4:1, 3

Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda“. (Apocalipsis 21:8)

Porque he aquí, viene el día ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen maldad serán estopa; aquel día que vendrá los abrasará, ha dicho Jehová de los ejércitos, y no les dejará ni raíz ni rama. Hollaréis a los malos, los cuales serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies, en el día en que yo actúe, ha dicho Jehová de los ejércitos“. (Malaquías 4:1,3)

 

NOTA:

Sólo los vencedores en Cristo no sufrirán daño de la segunda muerte (Apocalipsis 2: 11) La diferencia entre la primera muerte y la segunda es que de la segunda muerte no hay resurrección. Es la muerte eterna Como dice Ezequiel 28: 19 del altivo rey de Tiro, figura de Satanás (que también será lanzado al lago de fuego): “Para siempre dejarás de ser”. Ese día se cumplirá en forma irreversible la condena del pecado, que es muerte (Romanos 6: 23). La Biblia dice: “El alma que pecare, esa morirá” (Ezequiel 18: 4, 20).

 

 

 

 

8. ¿Qué partes del ser humano serán lanzadas al lago de fuego? Mateo 5: 30; 10: 28

Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala, y échala de ti; pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea echado al infierno“. (Mateo 5:30)

Y no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno“. (Mateo 10:28)

 

NOTA:

Hablando de la bestia y del falso profeta, dice la Biblia que serán lanzados vivos al lago de fuego (Apocalipsis 19: 20). En el estudio 12 vimos os qué ocurre cuando una persona muere y en el estudio 7 descubrimos que los adherentes al pecado resucitarían después del milenio, cuándo recibirían la condena eterna. Por lo tanto, es lógico que sean lanzados con cuerpo al fuego eterno.

 

 

9. Después que los adherentes al pecado y Satanás hayan ardido en el lago de fuego de acuerdo a lo que merecieron sus obras, ¿qué ocurrirá con ellos e incluso con la muerte, el Hades (sepulcro) y con el mismo fuego? Apocalipsis 20: 9; 20: 12-14; Ezequiel 28:19

Y subieron sobre la anchura de la tierra, y rodearon el campamento de los santos y la ciudad amada; y de Dios descendió fuego del cielo, y los consumió“. (Apocalipsis 20:9)

Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie ante Dios; y los libros fueron abiertos, y otro libro fue abierto, el cual es el libro de la vida; y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que había en él; y la muerte y el Hades entregaron los muertos que había en ellos; y fueron juzgados cada uno según sus obras. Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda“. (Apocalipsis 20:12-14)

Todos los que te conocieron de entre los pueblos se maravillarán sobre ti; espanto serás, y para siempre dejarás de ser“. (Ezequiel 28:19)

 

NOTA:

Un fuego que no se apaga es un fuego que arde mientras le queda una partícula de combustible. Cuando todo lo que podía quemar se ha consumido, desaparece. Eso es lo que dice Malaquías 4: 1-3 donde revela que los impíos arderán como estopa; que no quedará de ellos raíz ni rama; y que serán reducidos a cenizas. Exactamente lo mismo explica Apocalipsis 20 El fuego que caerá sobre el diablo, sus ángeles y los adherentes al pecado, arderá sin descanso hasta que tos consumirá (Apocalipsis 20: 9): o sea hasta terminar con ellos. Por eso dice que esa “es la muerte segunda” (Apocalipsis 20: 14). Terminado el combustible, terminará el fuego. Por eso ese fuego será de consecuencias eternas, irreversibles. Será la muerte segunda.

 

 

 

Que Habrá Después

 

 

 

10. ¿Qué le mostró Dios a Juan que ocurrirá con los fieles cuando sean destruidos el pecado, su instigador y sus adherentes? Apocalipsis 21:3-5

Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas“. (Apocalipsis 21:3-5)

 

NOTA:

En nuestro próximo estudio veremos cómo será esta ciudad espacial de Dios y qué ocurrirá con la tierra una vez que el fuego se haya extinguido. Será emocionante leer la descripción bíblica del nuevo Edén, reservado para el remanente fiel.

 

 

Mi Decisión:

Habiendo descubierto el amor, la misericordia y la justicia de Dios, decido poner mi vida en armonía con las orientaciones que nos da en su Santa Palabra a fin de ser ciudadano de su reino eterno.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *